Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2020

Laringitis: una inflamación peligrosa de la laringe en bebés.

La laringitis es una inflamación de la membrana mucosa de la laringe, que se puede desencadenar por sobrecorriente, sobrecalentamiento o hipotermia, infección. La enfermedad se diagnostica con mayor frecuencia en niños, que es causada por diferencias en la estructura del tracto respiratorio de niños y adultos. A continuación, considere los síntomas y el tratamiento de la laringitis en niños. Grudnichkov definitivamente necesita mostrar al médico, el auto-tratamiento es inaceptable, todas las medidas terapéuticas deben llevarse a cabo en el hospital.

Razones principales

La laringitis en bebés y niños mayores en la mayoría de los casos es causada por infecciones virales. Según el conocido pediatra y presentador de televisión, Dr. Komarovsky, en el 99,9% de los casos, la fuente de la enfermedad es un patógeno viral. La laringitis se asocia con influenza, virus sincitial respiratorio, adenovirus, parakrippozny virus. Todas estas enfermedades tienen causas y síntomas similares. El tratamiento de la laringitis en bebés generalmente se lleva a cabo en el hospital si la enfermedad ocurrió por primera vez o si es grave, con complicaciones. En otros casos, el tratamiento domiciliario es posible.

La mayor incidencia se observa en la edad de seis meses a dos años. A esta edad, la enfermedad se diagnostica en un tercio de los niños con enfermedad respiratoria aguda. Las razones son la imperfección del sistema respiratorio de los bebés, la incapacidad de lidiar con factores externos dañinos e infecciones. Los factores que provocan son la inhalación de aire polvoriento, la inmunidad débil, el cambio climático abrupto, las lesiones de la mucosa laríngea, una reacción alérgica, el enfriamiento excesivo del cuerpo, el tabaquismo pasivo, las vías respiratorias genéticamente estrechas, el parto difícil o las lesiones de nacimiento.

Formas de laringitis

La enfermedad se clasifica según la forma de flujo. La forma catarral es la más sencilla y la más común. Hay síntomas que son característicos de la mayoría de las enfermedades infecciosas en los niños, a saber, tos seca, ronquera y un ligero aumento de la temperatura. De esta forma, la laringitis también requiere atención médica especializada, ya que las consecuencias pueden ser una pérdida temporal de la voz y el desarrollo de insuficiencia respiratoria.

La forma de estenonización se acompaña de una disminución en el lumen de la laringe. Más a menudo la enfermedad en este caso causa problemas respiratorios. Se requiere la ayuda de un pediatra cualificado. La forma hipertrófica de laringitis se desarrolla de forma independiente y como una complicación de catarral. Se caracteriza por una probable pérdida de voz y un fuerte cambio en su timbre, la ronquera. La laringitis atrófica es más comúnmente diagnosticada en adultos. Se diferencia de otras formas de adelgazamiento de la mucosa laríngea.

La laringitis hemorrágica se desarrolla con patologías individuales de los órganos formadores de sangre o la gripe tóxica. Primero, aparece una tos seca, al pasar a un esputo húmedo, se encuentran coágulos o vetas de sangre. La forma de la difteria se desarrolla claramente desde las amígdalas hasta la laringe. Visualmente en las membranas mucosas hay una pátina blanca que, exfoliando, puede causar obstrucción de las vías respiratorias. Los síntomas de la enfermedad en este caso se parecen a las infecciones estreptocócicas. La flema (purulenta) forma es rara. Se desarrolla a partir de catarrales y se caracteriza por un aumento significativo en todos los síntomas.

El inicio de la enfermedad.

Los síntomas más comunes en la temporada baja son la laringitis en bebés. Las recomendaciones a los padres para la prevención se basan en el fortalecimiento de la inmunidad del niño durante este período. El desarrollo de infecciones respiratorias, contra las cuales ocurre una enfermedad, es promovido por las fluctuaciones en la humedad y los cambios de temperatura. Los virus también se activan durante el período de calor, es decir, a principios de primavera y otoño. En invierno, los niños se enferman con menos frecuencia. Muy rápidamente aparecen síntomas de laringitis en bebés. El tratamiento y las formas de la enfermedad se tratarán con más detalle. En el período agudo, la enfermedad puede alcanzar el cuarto grado de severidad.

Primera etapa

Los síntomas de la laringitis leve suelen ser leves. En este caso, la enfermedad se manifiesta solo en períodos de ansiedad o actividad física. La respiración se acelera, se vuelve ruidosa, se produce dificultad para respirar al inhalar. Debido a la falta de aire en la sangre, no hay exceso de dióxido de carbono, por lo que el cuerpo puede mantener independientemente la composición normal de la sangre. Esta condición en niños dura hasta dos días.

Segundo grado

Otros síntomas de laringitis en bebés. El tratamiento iniciado de manera oportuna, ayudará a detener rápidamente la enfermedad. Respirar en la segunda etapa se vuelve ruidoso, la dificultad para respirar ocurre en un estado de calma y durante la inhalación se vuelve constante. El trabajo de los músculos respiratorios se incrementa, lo que compensa la falta de oxígeno. En la zona del tórax, se puede extraer tejido blando, que aumenta con la tensión.

Al mismo tiempo, los niños se comportan sin descanso, duermen mal y pueden rechazar los alimentos. La piel se vuelve pálida y el área alrededor de la boca - azulada. El latido del corazón se acelera. Esta etapa dura hasta tres a cinco días. La laringitis se manifiesta por ataques o está siempre presente. El tratamiento para este grado ya se realiza en el hospital.

Tercera etapa

Como ya se entendió, los síntomas de la enfermedad y la gravedad están interrelacionados. Los signos de laringitis en bebés en esta etapa ya están expresados ​​claramente. La respiración del niño se vuelve más frecuente, el sistema respiratorio se vuelve más activo, la respiración se vuelve irregular, el metabolismo se altera y la circulación sanguínea se deteriora. La condición del niño se vuelve difícil. La miga se adormece e inhibe, luego se comporta de forma inquieta e irritable. La voz se vuelve tranquila y ronca.

La disnea está presente no solo en la inhalación, sino también en la exhalación. Tosa al principio más fuerte de lo normal, pero gradualmente se vuelve superficial. La respiración es a menudo sustituida por superficial, puede ser ruidosa e irregular. El abdomen se retrae bruscamente. Los síntomas de la acumulación de dióxido de carbono en el cuerpo se vuelven pronunciados. Al escuchar, puede escuchar ruidos ásperos, después de lo cual la respiración se relaja. La presión arterial puede caer, el tono del corazón se amortigua y se acelera. El tratamiento se realiza en un hospital.

Estenosis de la última etapa.

Los síntomas y los métodos de tratamiento de la laringitis en los bebés están interrelacionados. En la última etapa, la enfermedad es muy peligrosa y la condición del niño se evalúa como muy grave. Pueden ocurrir convulsiones, la temperatura puede disminuir e incluso puede desarrollarse un coma. La respiración es rápida, se puede observar su ausencia, el ritmo cardíaco disminuye. En esta etapa, la composición de la sangre cambia a valores críticos. La estenosis de la última etapa puede complementarse con una intoxicación grave y complicaciones. Asegúrese de llamar a una ambulancia, incluso si el niño no parece estar muy enfermo.

Diagnóstico de laringitis

El diagnóstico generalmente no causa problemas, como en la laringitis, la laringe se inflama y las pruebas muestran una imagen completa de la enfermedad. Cuando aparezcan los primeros síntomas, debe llamar al médico en su domicilio. Solo un especialista calificado en base a pruebas de laboratorio puede hacer un diagnóstico exacto a un bebé. Los principales métodos de diagnóstico son el estudio de la historia, el examen físico, la escucha de los pulmones, si es necesario, un estudio de esputo y sangre.

Un examen visual realizado por un médico se realiza con un endoscopio. Al mismo tiempo, se puede detectar un estrechamiento del lumen laríngeo, la presencia de edema y enrojecimiento, placa purulenta o mucosa. El muestreo de la laringe de la mucosa se realiza para determinar el agente causante de la enfermedad. El hemograma completo ayuda a identificar el origen viral o bacteriano de la laringitis. Durante un examen general del bebé, el médico notará cambios en el tamaño de los ganglios linfáticos y la presencia de dolor en el área de la laringe. Sobre la base de la información recibida, puede hacer un diagnóstico final y determinar las tácticas de la terapia.

Posibles complicaciones

La complicación más peligrosa de la laringitis en niños pequeños es el desarrollo de estenosis, es decir, la última etapa de la enfermedad. La neumonía, la traqueítis, la bronquitis, la amigdalitis, la sepsis, la atrofia laríngea, el desarrollo de tumores benignos, el flemón purulento del cuello o la transición a una forma crónica también son consecuencias peligrosas. Las posibles complicaciones son muy peligrosas, por lo tanto, para la laringitis en bebés, el tratamiento (adecuado y oportuno) es muy importante.

Niño de primeros auxilios

El tratamiento de la laringitis en bebés debe comenzar con primeros auxilios en el ataque. Debido al pequeño diámetro de la laringe y las peculiaridades de su ubicación en niños pequeños, la enfermedad puede provocar ataques de asfixia. En caso de dificultad repentina para respirar, se deben dar primeros auxilios. Se tira al niño por encima del cinturón y luego se lo fija en posición vertical. Puede poner una almohada debajo de su cabeza para que su bebé esté medio sentado.

Necesitas abrir la ventana para que la habitación tenga suficiente aire fresco. Puede humedecer el aire con un dispositivo especial o con el método de la abuela: colgar toallas mojadas en los radiadores. Puede marcar un baño de agua caliente o encender la ducha, y luego llevar al bebé a la habitación para que respire aire húmedo. Según el Dr. Komarovsky, el tratamiento de la laringitis en bebés debe realizarse solo en una habitación con aire fresco y húmedo. La temperatura en la habitación donde el bebé está ubicado constantemente debe ser de aproximadamente 18-22 grados.

El bebé también debe recibir agua mineral alcalina o leche con bicarbonato de sodio. Puedes beber compota de fruta seca o agua tibia. Los niños mayores de dos años deben usar emplastos de mostaza en los músculos de la pantorrilla. Si la temperatura no es elevada, puede hacer un baño de pies caliente. Cuando la temperatura corporal aumenta, el niño recibe antipiréticos. Si se detiene la respiración, se debe inducir el vómito presionando un dedo o una cuchara sobre la lengua.

Se recomienda administrar un antihistamínico inmediatamente a niños muy pequeños o aquellos que son definitivamente alérgicos a algo. Esto puede mejorar un poco la condición del niño y eliminará la hinchazón. Todas estas acciones son recomendadas antes de la llegada de la ambulancia. Los ataques de la enfermedad se repiten, por lo que después del primero no debe relajarse, porque el segundo ataque puede ser más fuerte.

Hospitalización por laringitis.

Si se diagnostica laringitis en un bebé, los médicos determinarán cómo ayudar al bebé. En casa, los padres solo pueden aliviar el ataque antes de la llegada de los médicos, pero el tratamiento de niños muy pequeños (o si la enfermedad ha ocurrido por primera vez) se lleva a cabo solo en el hospital. En la forma aguda de la enfermedad, los médicos eliminarán rápidamente la inflamación y realizarán las inhalaciones necesarias. Al niño se le puede prescribir terapia antibiótica.

En una forma grave de la enfermedad en el hospital, pueden intubar la tráquea o realizar respiración artificial. Se trata de un grave edema laríngeo. En esta situación, solo el médico ayudará. Sin atención médica, el niño puede morir. El bebé recibirá un sistema de tracho para restaurar la respiración. El sistema consiste en un tubo insertado en una hendidura en el cuello. Cuando la condición vuelva a la normalidad, se eliminará el teléfono. El tratamiento de la laringitis en bebés se llevará a cabo con medicamentos.

Tratamiento de laringitis

En el hogar, el tratamiento de la laringitis en los bebés solo se lleva a cabo si la etapa de la enfermedad lo permite, y el niño ya tuvo convulsiones, de modo que los padres puedan llevar a cabo la terapia de manera adecuada. Si las inhalaciones no están contraindicadas, deben hacerse en casa, pero en algunos casos esto no será suficiente. El tratamiento farmacológico de la laringitis en bebés solo se lleva a cabo de acuerdo con el testimonio de un médico.

Los antihistamínicos generalmente se prescriben (especialmente si la naturaleza es alérgica de la enfermedad), los antibióticos (cuando se detectan en las pruebas de bacterias), los supresores de la tos (no se pueden usar en presencia de esputo), los medicamentos expectorantes y los mucolíticos (cuando la tos es húmeda). Los antibióticos se seleccionan de acuerdo con la edad del niño. También en el hospital se le puede prescribir tratamiento hormonal.

En niños menores de un año, la laringitis aguda es especialmente peligrosa. Es imperativo llamar al médico en casa si tiene dificultad para respirar, fiebre y comportamiento inquieto del bebé. Si un ataque ha comenzado, es mejor llamar a una ambulancia, en lugar de esperar la llegada del pediatra del distrito.

Régimen de laringitis

Cuando se trata en casa, el niño debe recibir reposo en cama y tensión mínima en las cuerdas vocales. Hacer que el bebé se quede en silencio no funcionará, pero hay que intentar que hable al menos en un susurro. Al mismo tiempo, la laringe se restaura con bastante rapidez y el número de defectos en el desarrollo de las cuerdas vocales, que se están formando, tiende a cero. La habitación debe mantenerse a la temperatura y humedad óptimas. Es necesario realizar una limpieza en húmedo con regularidad y ventilar la habitación, si es necesario, usar un humidificador y reducir la intensidad de los dispositivos de calefacción. Los alimentos deben ser tales que no irriten la garganta. La bebida muestra lo más abundante. Esto le permitirá pasar por la etapa de la tos seca más rápido y reducir el efecto tóxico en el cuerpo.

Laringitis crónica

En ausencia de un tratamiento adecuado o en el caso de que la enfermedad permanezca sin tratamiento, puede desarrollarse una laringitis crónica. Al mismo tiempo, los problemas con la garganta o las cuerdas vocales se desarrollan lentamente, el niño siente constantemente la necesidad de toser. Por cierto, la laringitis crónica en adultos es a menudo una enfermedad ocupacional, a la que se inclinan aquellos que en turno hablan mucho, es decir, cantantes, actores, maestros.

Medidas preventivas

¿Cómo proteger a los bebés de la laringitis? Para proteger al niño, no debe darle bebidas frías, usar de acuerdo con el clima y solo con ropa hecha de telas naturales, seguir las normas de higiene, evitar infecciones, realizar limpiezas húmedas en la casa con regularidad, mantener la temperatura y humedad óptimas, endurecerse, no curar resfriados y otras enfermedades por su cuenta. También debe visitar periódicamente al pediatra del distrito para los exámenes de rutina.

¿Qué es la laringitis peligrosa?

La laringe en un niño tiene un pequeño diámetro. Las cuerdas vocales del bebé son cortas, el lumen laríngeo es tan estrecho que un pequeño proceso inflamatorio puede provocar dificultad para respirar, hasta asfixia. Por lo tanto, los padres deben conocer los síntomas de la enfermedad, cómo se realiza el tratamiento y cómo eliminar los ataques repentinos.

El foro, que está dirigido por el Dr. E. O. Komarovsky, contiene información sobre cómo beber abundante y aire fresco y limpio es lo que ayudará con la laringitis.

Causas de la enfermedad

  1. Las infecciones virales y bacterianas que ingresan al cuerpo a través de la nasofaringe, a menudo conducen al desarrollo de laringitis e hinchazón de las cuerdas vocales. Tal es la reacción defensiva del organismo, concebida por la naturaleza,
  2. El polvo doméstico, los productos químicos domésticos, el pelo de gato y perro, los alimentos causan una forma alérgica de laringitis. El tratamiento de alergias es uno de los más difíciles en medicina.
  3. La laringitis se manifiesta como complicaciones del sarampión, la escarlatina o la tos ferina, por lo que deben tratarse con prontitud. La hipotermia y el ejercicio excesivo también contribuyen a la inflamación de la laringe,
  4. La diátesis linfático-hipoplásica es una enfermedad congénita. La situación se ve agravada por la edad madura de la madre, el logro por parte de ambos padres de 30 años, los errores en la nutrición durante el período de la maternidad, que se manifiestan en el abuso de carbohidratos y grasas. La toxicosis tardía también amenaza la salud del feto. El bebé necesita fortalecer el sistema inmunológico, prevenir y eliminar el desarrollo de infecciones en la cavidad oral, es imposible posponer una visita al dentista y al tratamiento dental.
  5. El sistema nervioso de un niño menor de un año todavía no es resistente a los choques emocionales. El estrés causa una contracción refleja de las cuerdas vocales, que conduce a espasmos severos y laringitis.

La laringitis es una enfermedad profesional. El foro médico está lleno de quejas de garganta de profesores, anunciadores, profesores y cantantes.

Cómo se manifiesta la enfermedad en diversas formas.

La laringitis en bebés es muy peligrosa y astuta. La enfermedad causa cambios patológicos en los tejidos del tracto respiratorio de gravedad variable:

  1. El catarrhal es una forma suave. Los síntomas no son pronunciados o completamente ausentes. Falta de molestia en la garganta, tos débil y fiebre y dificultad para respirar,
  2. En caso de laringitis hipertrófica, la tos se produce debido a la formación de "nódulos" en los pliegues de la laringe. Al mismo tiempo, la nariz no está bloqueada, la temperatura corporal no es superior a 37. La enfermedad puede pasar sin intervención médica, pero en caso de deterioro, tratar de inmediato,
  3. La enfermedad crónica conduce al desarrollo de laringitis atrófica. El bebé se ve afectado por ataques frecuentes y repentinos de tos, la membrana mucosa de la laringe se vuelve más delgada y se pierde la capacidad de reproducir los sonidos. В раннем возрасте это опасно тем, что ребенок не будет говорить, это приведет к задержке в развитии. Тогда понадобится лечение у детского психолога.

Е.О. Komarovsky argumenta que en caso de cualquier cambio en su voz, es necesario consultar a un médico.

Laringitis aguda

La laringitis aguda en un bebé ocurre inesperadamente. Los síntomas están casi ausentes, el sano y lleno de fuerza del bebé cambia su timbre sin ninguna razón. Puede haber fiebre de bajo grado, a la cual la temperatura corporal alcanza los 40 grados.

Los síntomas aparecen en la mañana o en la noche, al principio le preocupa un peculiar ladrido. La condición se está deteriorando rápidamente: debido a la fuerte constricción de la laringe, el niño deja de respirar normalmente. La respiración se vuelve superficial, se vuelve ineficaz. El niño no puede hablar normalmente y la piel alrededor de la boca se vuelve azulada. Los ataques de laringitis desaparecerán antes si se trata la enfermedad respiratoria aguda que la causó.

Cuando aparece la laringitis, una persona necesita "descanso de la voz". Después de un par de días de silencio, todas las señales desaparecerán, la voz volverá.

Laringitis crónica

La inflamación periódica de la laringe, el sarampión y la laringitis de la gripe conduce al desarrollo de una forma crónica en la que existe una patología del tejido laríngeo. Las glándulas de la secreción se reorganizan, los vasos se dilatan, lo que produce un crecimiento excesivo de las células laríngeas o hipertrofia. Esta forma se diagnostica en niños mayores de un año. El síntoma principal de una forma crónica es un trastorno cualitativo de la voz, desde pequeños cambios hasta la pérdida de la sonoridad de la voz.

El niño experimenta molestias en la tráquea o la laringe. Las sensaciones desagradables son similares al hormigueo, no se observa un síndrome de dolor fuerte. La respiración no es difícil, la formación de esputo, que sale bien. El tratamiento debe ser alfabetizado, ya que esta forma de la enfermedad es prolongada. La laringitis aguda es más rápida, aunque sus signos son más pronunciados.

E.O. Komarovsky argumenta que los niños que son propensos a las alergias son más susceptibles a la laringitis.

Cómo actuar durante un ataque.

Si el recién nacido en medio de la noche tuvo una convulsión, entonces no puede postergar un minuto. Es necesario llamar inmediatamente a la tripulación de la ambulancia, para que el bebé asfixiado reciba asistencia médica calificada. El autotratamiento puede dar lugar a complicaciones graves. Dale al bebé primeros auxilios:

  1. Intenta calmar al niño para que no llore. El estrés severo aumentará la constricción de la laringe y el espasmo,
  2. Se recomienda baño de vapor. Para ello, cierre el desagüe del baño y abra el grifo de agua caliente. El aire en la habitación se humedecerá, gracias a un par de tos dejará de estar seco, el esputo comienza a alejarse fácilmente. Para lograr un efecto adecuado en la habitación, es necesario dedicar unos diez minutos, si es necesario, repetir el procedimiento.
  3. Dale a tu bebé una bebida alcalina. El agua mineral y el agua con la adición de soda alivian perfectamente los síntomas. En un litro de agua hervida parte una cucharadita de bicarbonato de sodio. Cada 15 minutos es necesario tomar una cucharada, para un bebé será suficiente té. Excluya el uso de las siguientes bebidas: compota, leche, té y jugo,
  4. El aire interior seco se puede humedecer, si se lleva a cabo, la limpieza húmeda. En la estación fría es suficiente con colgar un paño húmedo sobre la batería, se obtiene un humidificador improvisado. Solo en ningún caso se cubren calentadores eléctricos,
  5. El foro para madres jóvenes sugiere hacer baños de pies calientes. Después de que las piernas estuvieran suspendidas y el bebé estuviera envuelto en una manta, dale al niño una bebida caliente. El tratamiento con estas bandejas será más efectivo.
  6. Los antihistamínicos eliminarán la laringitis alérgica y el espasmo ayudará a dejar de tomar Drotaverine. Lea atentamente las instrucciones antes de usar, la dosis se calcula en función de la edad,
  7. En casa, puedes hacer inhalación con solución salina. El tratamiento con nebulizador no se puede realizar más de tres veces al día.
  8. Cuando la temperatura sube de 38 grados, el niño debe recibir un medicamento antipirético,
  9. La enfermedad en los recién nacidos es más complicada que en los adultos. La mucosa laríngea está tan floja que la enfermedad puede privar a los pulmones de oxígeno. El foro para madres jóvenes recomienda mantener al niño en posición vertical para que no se ahogue,
  10. La traqueítis y la laringitis debidas a la probabilidad de asfixia se consideran mortales. Si nota síntomas de laringitis, debe consultar inmediatamente a un médico.

E.O. Komarovsky: "El tejido graso en un niño contribuye a la estenosis de la laringe".

Metodos de tratamiento

Solo un especialista calificado debe diagnosticar y prescribir terapia. Si un niño tiene tos, un aumento de la temperatura corporal, consulte con su pediatra. Llevará a cabo un examen primario, lo remitirá a un examen, le recetará un tratamiento. La terapia de cada forma de laringitis tiene sus propias características, según los síntomas que molesten al bebé.

Forma facil

La forma leve puede ser tratada en casa. Lo más importante es crear una atmósfera emocionalmente cómoda y no dejar que el bebé se sienta nervioso. Los síntomas desaparecerán si usted hace baños de pies tibios, compresas, yeso de mostaza, agita un ungüento calentador.

No coma alimentos que a menudo causen reacciones alérgicas: miel, hierbas, mermelada de frambuesa. Se prescriben antibióticos si se desarrolla una laringitis debido a una infección. En caso de laringitis alérgica, se toman antihistamínicos. La investigación de laboratorio ayudará a identificar el alérgeno.

La habitación donde se encuentra el bebé debe ser ventilada constantemente, es imperativo realizar una limpieza diaria con agua.

Formas medianas y severas.

El segundo y tercer grado deben ser tratados en el hospital. El niño siempre debe estar bajo la supervisión de médicos, ya que la probabilidad de un deterioro agudo en la salud es alta. El examen inicial debe realizarse con extrema precaución, los padres en este momento pueden sostener al niño en sus brazos. Un bebé tranquilo al toser rápidamente se detiene.

En la hospitalización, la sangre se toma para el análisis general. Sin embargo, es mejor donar sangre para la investigación cuando los antecedentes emocionales vuelven a la normalidad. Los niños menores de un año tienen miedo a las inyecciones. La inhalación, los medicamentos antipiréticos, los goteros, los medicamentos antibacterianos ayudarán a mejorar rápidamente la salud.

Que es

La laringitis en bebés es una patología inflamatoria del aparato vocal. Para el desarrollo de esta enfermedad en los niños más pequeños, hay varias razones.

El proceso inflamatorio en la laringitis es bastante agudo. Esto lleva al hecho de que aparecen signos desfavorables de la enfermedad en poco tiempo.

La laringe - un aparato de respiración real.. Este órgano realiza la función respiratoria en el cuerpo. A través de la laringe pasa el aire con el oxígeno disuelto en él desde el ambiente externo hacia el cuerpo. La aparición de cualquier proceso patológico en este órgano contribuye a la aparición de síntomas asociados con la insuficiencia respiratoria.

Los órganos respiratorios, como el sistema inmunológico, en un bebé aún no están completamente formados.. Funcionan de manera muy diferente a los adultos. Esta característica causa una fuerte susceptibilidad del niño a cualquier factor infeccioso e inespecífico que pueda causar inflamación de la laringe y otras patologías del tracto respiratorio.

El diámetro de la laringe es muy pequeño. Dentro de este órgano están las cuerdas vocales, que proporcionan formación de voz. La inflamación contribuye a la aparición de diversos síntomas asociados con trastornos de la voz. Esto es porque Las cuerdas vocales en los bebés son todavía bastante cortas. Durante esta enfermedad, el proceso inflamatorio conduce al desarrollo de un edema grave, que solo contribuye al hecho de que la voz del niño está perturbada notablemente.

Es importante tener en cuenta que los músculos que rodean la laringe son fácilmente excitables en los niños. Esto contribuye al hecho de que cualquier factor provocador conduce a su reducción.

Esta situación provoca un fuerte estrechamiento de la luz de la glotis. Con el desarrollo de la inflamación, los mastocitos emiten una gran cantidad de sustancias biológicamente activas que aumentan el edema, lo que provoca el desarrollo de síntomas adversos.

La laringitis en niños mayores es menos agresiva. Por lo general, los bebés del primer año de vida, que se enfermaron, pueden sufrir la enfermedad en una forma bastante grave.. También hay casos frecuentes de complicaciones. En algunas situaciones, se requiere tratamiento hospitalario. Con un diagnóstico oportuno y las tácticas correctas de la terapia, incluso en un bebé recién nacido, la enfermedad termina con la recuperación completa.

La influencia de una variedad de causas puede causar enfermedades en un bebé. Pueden aislarse o actuar simultáneamente. Para un bebé recién nacido, incluso una intensidad leve o moderada es suficiente para el desarrollo de síntomas adversos.

Las siguientes razones conducen a la aparición de signos clínicos de laringitis en bebés;

  • Infecciones causadas por la flora bacteriana.. Típicamente, el período de incubación para estas patologías varía de 5 a 10 días. Las formas bacterianas de laringitis en niños muy pequeños ocurren en una forma bastante grave. Se caracterizan por febriles persistentes, así como por intoxicación severa. Para eliminar los signos clínicos peligrosos, se requieren antibióticos.
  • Infección congénita. En esta situación, los primeros signos de la enfermedad aparecen en el niño inmediatamente después del nacimiento. La infección ocurre durante el paso del bebé a través del canal de parto de la madre. Esta forma de laringitis es relativamente rara en la práctica pediátrica.
  • Las consecuencias de las infecciones virales. La vacunación oportuna contra las infecciones infantiles comienza con las primeras horas de parto. El desarrollo de formas virales de laringitis en bebés y bebés es causado con mayor frecuencia por los efectos de la influenza. El curso de la enfermedad puede deteriorarse notablemente al unirse a la flora bacteriana.

  • Se pronuncia la hipotermia local. El sistema inmunológico de un bebé recién nacido aún no puede soportar los efectos del frío. Si el bebé tiene mucho frío, entonces puede desarrollar rápidamente síntomas adversos de laringitis.
  • Exposición al aire sucio. Las partículas de polvo disueltas en él, así como los componentes más pequeños de las emisiones industriales, pueden provocar microtrauma real en las membranas mucosas de los órganos respiratorios. Según las estadísticas, para los bebés que viven en ciudades grandes y cerca de las principales autopistas, la laringitis crónica se registra varias veces más a menudo.
  • El uso excesivo de una variedad de medicamentos para la tos. Por lo general, los primeros signos de esta forma clínica de la enfermedad aparecen en un bebé de 6 meses de edad. Los aerosoles y los aerosoles utilizados durante mucho tiempo contribuyen a la formación de una variante crónica de la enfermedad.

Según las estadísticas, es más común en bebés de 8 meses a 5 años.

  • Alergias. La entrada de factores alergénicos en las células laríngeas sensibles contribuye a la formación de una variante alérgica de la enfermedad. Es más común en bebés predispuestos al desarrollo de alergias. La presencia de patologías alérgicas en los padres o familiares cercanos puede indicar la presencia de hipersensibilidad congénita a ciertos alérgenos en el niño.

  • Patologías congénitas de los órganos internos.. Los defectos anatómicos a menudo contribuyen a la formación de diversas enfermedades. Así, las enfermedades del tracto gastrointestinal pueden contribuir al desarrollo de enfermedades del sistema respiratorio. Las condiciones de inmunodeficiencia congénita a menudo conducen a la aparición de la enfermedad. Con estas patologías, el funcionamiento del sistema inmunológico se reduce varias veces.
  • Constitución especial. Ha habido casos de inflamación de la laringe en bebés con diátesis linfático-hipoplásica. Esto se debe a algunas características fisiológicas. Por lo general, todos los bebés tienen signos similares: cara redondeada, tejido adiposo subcutáneo muy suelto y pastoso, piel pálida. También sufren una tendencia excesiva a formar edema en el cuerpo.

La severidad de los signos clínicos adversos puede ser diferente. En los bebés recién nacidos, la enfermedad generalmente se manifiesta con numerosos síntomas que afectan gravemente el bienestar de uno. También en bebés debilitados, las manifestaciones de la enfermedad pueden ser bastante agudas.

La enfermedad en bebés-bebés se manifiesta por la aparición de los siguientes síntomas:

  • Timbre de voz gruesa. En los bebés recién nacidos, este síntoma se define mejor mientras el bebé está llorando. El timbre de la voz en este caso se vuelve ronca. A una edad mayor, el niño comienza a respirar con dificultad. Esto se manifiesta bien durante la pronunciación de varias sílabas o sonidos simples de los bebés.
  • Tos Puede ser diferente: seco o productivo (húmedo). Típicamente, una tos improductiva es característica de la laringitis viral. Si la flora bacteriana se une, se humedece. La cantidad de esputo puede ser diferente y depende de la gravedad de la enfermedad.

  • Fuerte debilidad. Durante el período agudo de la enfermedad, el bebé se vuelve bastante lento. Durante el día, la somnolencia aumenta sustancialmente. Los juegos activos causan fatiga en un niño, por lo que trata de evitarlos.
  • Trastornos del sueño. A menudo hay somnolencia diurna anormal. Al mismo tiempo, la duración del sueño sufre notablemente en la noche. Un niño puede despertarse varias veces en medio de la noche, llorar. Algunos bebés a menudo piden manos.
  • Disminución del apetito. El dolor en el cuello lleva al hecho de que el bebé se niega a amamantar.
  • Aumento de la temperatura corporal.. Muy a menudo, se eleva a números febriles. El uso de antipiréticos por lo general solo tiene un efecto positivo temporal. Puede tomar varios días para normalizar la temperatura corporal.
  • La aparición de los silbidos. La aparición de este síntoma es un signo muy desfavorable. Ocurre como resultado del paso del aire a través de una glotis altamente estrechada.

Silbar mientras se respira también indica que las cuerdas vocales están muy inflamadas e inflamadas. Cuando aparezca este síntoma, el niño debe ser mostrado al médico lo antes posible.

Causas de la laringitis en recién nacidos

La infección viral provoca el desarrollo del proceso inflamatorio en el 90% de los casos. Los principales agentes causales son el virus de la influenza, la parainfluenza, la infección por adenovirus y el virus sincitial respiratorio. También de gran importancia en la etiología del sarampión y el virus de la rubéola, bacterias que causan el desarrollo de la fiebre escarlata.

Hay una serie de factores relacionados que agravan la patología y aceleran el desarrollo de la laringitis en los bebés:

  • hipotermia
  • hipo o avitaminosis,
  • defensa inmune reducida
  • bebé llorando largo en el fondo de SARS,
  • aire seco en la habitacion
  • aumento de los niveles de polvo
  • condiciones de vida insalubres,
  • predisposición congénita a enfermedades inflamatorias del tracto respiratorio,
  • El uso de aerosoles o aerosoles para el tratamiento de bebés.

Es importante Además de la naturaleza viral de la laringitis, el factor alérgico es de gran importancia. El desarrollo de laringitis en el primer año de vida puede servir como un indicador del aumento de la sensibilidad del cuerpo del niño a cualquier alérgeno.

Signos y síntomas de enfermedad en los bebés.

La laringitis en bebés tiene un cuadro clínico específico que le permite realizar un diagnóstico de inmediato. Los síntomas se desarrollan repentinamente. El bebé se vuelve letárgico, rechaza la comida y el agua. Por parte de la patología del tracto respiratorio se manifiesta por la aparición de tos, sibilancias y cambios en la voz. La respiración se vuelve pesada y silbante.

La clínica puede ir acompañada de un aumento de la temperatura a los parámetros subfebriles, la aparición de descarga nasal de un carácter mucoso. El niño tiene dolor y dolor de garganta. A veces, los indicadores de la temperatura corporal pueden alcanzar los 39 o C. No se eliminan con los fármacos antipiréticos ni con los remedios caseros.

En el caso de edema laríngeo, aparece una llamada falsa crup: un estrechamiento de la luz a través del tracto respiratorio. Esto suele suceder por la noche. La tos del niño se parece a un ladrido. Aparecen síntomas de asfixia. Debido a la falta de aire, la piel de la cara se vuelve de color azulado, aparece la cianosis del triángulo nasolabial. El niño está asustado de su condición, lo que agrava aún más el cuadro clínico.

La condición de la estenosis en la laringitis (crup falso) se asemeja al desarrollo de este (crup verdadero) en la difteria. Un síntoma distintivo es una tos de ladrido, que está ausente cuando se infecta con el bacilo de la difteria.

Al evaluar la condición del niño, el médico determina la etapa de crup falso, en la cual el bebé está:

  1. Estenosis compensada: el bebé está consciente y en reposo tiene una respiración suave y libre. La excitación emocional provoca la aparición de falta de aliento. Tos de ladridos - ocasionalmente.
  2. Estado subcompensado: el bebé está excitado, tiene la piel pálida y cianosis del triángulo nasolabial. La disnea se desarrolla incluso en reposo. La respiración se vuelve ruidosa, sibilante, acompañada de ataques de tos de ladridos. Cuando lloras o lloras, puedes escuchar la voz de osip.
  3. Estenosis descompensada: el bebé se encuentra en estado grave, agitado bruscamente o, por el contrario, inhibido. Falta de aliento acompañada de dificultad para respirar. La exhalación se hace corta.La piel adquiere un matiz cianótico, la presión disminuye.
  4. Asfixia - el bebé está inconsciente. Cianosis fuerte de la piel. Las pupilas están dilatadas y los sonidos del corazón son casi imposibles de escuchar. La respiración es superficial o ausente. El desarrollo de las convulsiones es posible.

En cualquier etapa de la condición patológica en que se encuentre el niño, ¡la atención de emergencia debe realizarse de inmediato!

Primeros auxilios para la estenosis.

Es necesario llamar a la brigada de ambulancia, especificando la edad del niño. Esto es necesario para que la estación envíe un especialista competente. Al mismo tiempo, se están tomando una serie de medidas para detener el desarrollo del edema y evitar el bloqueo completo del acceso aéreo.

  1. Mantenga al niño erguido.
  2. Libere el pecho del bebé de la ropa y asegure un flujo de aire adecuado.
  3. Obtenga agua caliente en una palangana o baño, para que la habitación se llene de vapor. La humidificación del aire le permite eliminar el espasmo.
  4. Déle al niño un líquido alcalino tibio, que es un agente para combatir el edema (leche con soda o agua mineral sin gas).
  5. Sumerja los pies y las manos del bebé en un recipiente con agua tibia. Actúa como una terapia de distracción.
  6. Es bueno humedecer sábanas y toallas de gran tamaño en agua y colgarlas alrededor de la cuna, hidratando así el aire.
  7. En presencia de un nebulizador en casa inhalación con solución salina. Si un niño ha tenido un ataque similar, entonces los padres saben cómo se realizan las inhalaciones con medicamentos hormonales. La dosis debe corresponder estrictamente a la edad y al peso corporal del bebé.

Presta atencion La laringitis, acompañada de ataques de estenosis, en los bebés tiende a repetirse. Entonces los síntomas se vuelven más brillantes que en el primer caso. Por lo tanto, la búsqueda de ayuda especializada es obligatoria, incluso cuando se ha logrado detener un ataque.

Por parte de los trabajadores médicos, se proporcionan primeros auxilios dependiendo de la etapa de la laringitis estenosante. En la etapa de compensación, las inhalaciones se realizan utilizando un aparato Bobrov o un nebulizador. Se pueden usar oxígeno e infusiones de manzanilla, violeta, plátano (si está disponible). A una bebida caliente agregue una cucharada de jarabe para la tos con althea, thermopsis.

Inyección intravenosa o intramuscular de antihistamínicos (suprastin) o mezcla intramuscular lítica (pipolfen + aminazin + novocaine). En paralelo, se prescribe la terapia con antibióticos.

La segunda etapa también requiere inhalación, sin embargo, ya se usan descongestivos. Aquí hay un ejemplo de uno de ellos:

  • efedrina
  • clorhidrato de adrenalina,
  • atropina
  • suprastin
  • pipolfen
  • hidrocortisona,
  • quimotripsina
  • Solución fisiológica de cloruro de sodio.

El médico prescribe la dosis y el tiempo de inhalación según la edad y el peso corporal del bebé. Introduzca aminofilina para aliviar el espasmo. Al mismo tiempo, se realiza terapia con antibióticos, administración de antihistamínicos y preparaciones hormonales.

La tercera etapa del crup falso requiere todas las mismas medidas, pero las dosis de medicamentos hormonales y antialérgicos están aumentando. También se realiza una laringoscopia directa narcótica con el inodoro del tracto respiratorio.

La etapa de asfixia requiere una traqueotomía inmediata.

Tratamiento de la enfermedad.

La laringitis en bebés, incluso en ausencia del desarrollo de un crup falso, requiere una terapia compleja. Asegúrese de darle a su bebé una gran cantidad de bebida alcalina caliente. Los métodos de distracción en forma de baños tibios de pies y manos mejorarán la salida de sangre del sitio del proceso inflamatorio.

Durante el período de exacerbación, no permita que el niño llore durante mucho tiempo, para que no pierda la voz. El factor de etiología alérgica requiere el uso de antihistamínicos (L-Cet, Fenistil, Suprastin). En el caso de la naturaleza viral de la enfermedad, se usan agentes antivirales, y en el caso de enfermedades bacterianas, se usan antibióticos.

La lucha contra la tos seca se lleva a cabo con medicamentos antitusivos, utilizados estrictamente por prescripción médica (Synecod, stoptussin, panatus). Si la tos se humedece, los medicamentos se cancelan. En el caso de una tos húmeda, se prescriben expectorantes y mucolíticos (prospec, gedelix, ambrobene, bromhexina).

El período de la vida del seno requiere un control estricto durante el uso de cualquiera de los grupos de medicamentos. La dosis y la duración del tratamiento son seleccionadas individualmente por el pediatra que atiende.

Laringitis extremadamente severa

El tratamiento de la cuarta etapa se lleva a cabo en el departamento de cuidados intensivos y reanimación. Para la asfixia causada por espasmos severos, el cirujano realizará una operación para instalar un tubo de respiración especial. Después de la recuperación, se extirpará la traquiostomía.

En invierno, la probabilidad de desarrollar laringitis aumenta, ya que la mayoría de las veces una persona pasa dentro de la casa, que está mal ventilada.

Prevención de enfermedades

El procedimiento de endurecimiento ayudará a mejorar las funciones protectoras de la inmunidad. El bebé no tendrá miedo de la gripe estacional y las epidemias de frío. Suficiente para pasar mucho tiempo al aire libre, trate de no hablar mucho cuando hace frío y tome una ducha de contraste.

A los niños ruidosos e inquietos que les gusta gritar se les debe explicar que este comportamiento es peligroso para las cuerdas vocales. Tomar adaptógenos reducirá la incidencia de laringitis.

¿Qué es la laringitis en niños menores de un año?

La laringitis es una forma mixta en la que el niño desarrolla signos de faringitis y rinitis. Inicialmente, el bebé tiene secreción nasal y luego la tos se une a él. En casos severos, se forma un espasmo laríngeo. Las cuerdas vocales a menudo están involucradas en el proceso patológico.

Laringitis: inflamación de la membrana mucosa de la laringe

Los bebés sufren enfermedades mucho más difíciles que los adultos. Esto se debe a la estructura especial del sistema respiratorio. El diámetro de la laringe en los bebés es pequeño y las cuerdas vocales son cortas. Al mismo tiempo, los músculos circundantes responden activamente a cualquier efecto. El resultado: el estrechamiento de la glotis con la aparición de un factor provocador.

La hinchazón de la mucosa laríngea puede ocurrir incluso con una ligera inflamación. Y si, en un adulto, causará una leve molestia, en un niño causará dificultad para respirar y, en el peor de los casos, un ataque de asfixia (el desarrollo de un crup falso).

Es importante Si la tos del niño ha comenzado a parecerse a un ladrido de perro o hay un toque de silbido, entonces se debe llamar al médico con urgencia, ya que la probabilidad de desarrollar un crup falso es alta.

En algunos casos, la enfermedad avanza sin la formación de síntomas específicos, y solo con un deterioro agudo en la condición del niño, la madre comprende que el bebé está enfermo.

Al diagnosticar la laringitis, un pediatra recomendará hospitalizar al bebé. En este caso, el bebé recibirá todo el tratamiento necesario. Además, con el desarrollo de un croup falso, se le proporcionará asistencia calificada.

Clasificación

Hay varios tipos de la enfermedad:

  1. Laringitis aguda: la respuesta del cuerpo del niño a la hipotermia, una infección viral que se ha transferido o un exceso de tensión de las cuerdas vocales:
    • catarral - la etapa inicial de la enfermedad, caracterizada por la inflamación de la mucosa laríngea,
    • Podskalochny (falsa grupa) es una de las variedades de catarro de la laringe. Formado en la cavidad sub-vocal,
    • Flemónico: acompañado por la formación de úlceras en la superficie de la laringe y la alta temperatura corporal.
  2. Laringitis crónica
    • catarral
    • hipertrófico (hiperplásico): toda la superficie de la laringe está involucrada en el proceso inflamatorio. La hinchazón máxima se determina en el área de las cuerdas vocales,
    • atrófico: la última etapa de la laringitis crónica, caracterizada por la formación de costras densas y secas en la mucosa nasofaríngea.

En la infancia, la forma crónica de laringitis no se presenta, ya que es inherente a los adultos, en particular al alcohol y a los que fuman.

Los niños de hasta un año de edad son diagnosticados con mayor frecuencia con formas de laringitis catarrales y subescalonales.

Las causas del desarrollo de la enfermedad en la infancia.

Los factores que pueden desencadenar el desarrollo de la laringitis incluyen:

  • Larga estancia del niño en la habitación con aire seco.
  • largas caminatas en la estación fría,
  • llanto fuerte, que causó un exceso de tensión de las cuerdas vocales,
  • inhalación de alérgenos por parte del bebé, por ejemplo, polvo doméstico,
  • debilitamiento de la inmunidad local,
  • Inflamación de la nasofaringe.

Existe otra clasificación de laringitis, dependiendo de la causa subyacente de la enfermedad:

  1. La laringitis bacteriana es la forma más peligrosa de la enfermedad para un bebé. El agente causante es una bacteria que se ha introducido en la membrana mucosa de la nasofaringe, por ejemplo, estreptococos, estafilococos, varillas de Koch, etc.
  2. Viral: la inflamación puede desarrollarse durante el período de daño viral en el tracto respiratorio superior e inferior del bebé.
  3. Alérgica: esta forma de la enfermedad se produce como resultado del contacto directo del niño con un alérgeno, por ejemplo, polvo doméstico, pelo de animales o una planta con flores.

Hay muchas causas de la laringitis, pero en la infancia, la patología suele ser infecciosa.

Dr. Komarovsky sobre la laringitis en bebés y bebés: video

El principal síntoma de la laringitis es problemas respiratorios. En general, el inicio de la patología es muy similar al desarrollo de un resfriado.

Los signos típicos de inflamación de la membrana mucosa de la laringe se pueden llamar:

  • voz ronca
  • Una tos que se asemeja a un perro que ladra.
  • dolor al tragar,
  • sensación de garganta
  • respiración irregular (demasiado frecuente o difícil)
  • malestar general
  • moqueo
  • Enrojecimiento e hinchazón de la pared faríngea posterior.

La aparición de incluso dos síntomas de laringitis en bebés es una razón para llamar a una brigada de ambulancia. Falsa grupa puede desarrollarse completamente de repente!

Los ataques de falsa grupa se forman en la mañana. Los signos del desarrollo de la estenosis laríngea son:

  • la aparición de una tos "ladrando" o "croando",
  • dificultad para respirar, acompañado de sibilancias o silbidos atípicos,
  • respiración superficial (el bebé no puede respirar profundamente),
  • ronquera o falta de voz,
  • triángulo nasolabial azul.

Características de la laringitis en bebés.

La laringitis es una enfermedad inflamatoria del tracto respiratorio que afecta a la laringe, las cuerdas vocales y las membranas mucosas adyacentes a ellas. La mayoría de las veces, están hartas de niños pequeños, y existe el siguiente patrón: cuanto más joven es el niño, mayor es la probabilidad de complicaciones graves.

La formación del sistema respiratorio y la "calidad" de su trabajo dependen directamente de la edad del niño. El curso de la laringitis en recién nacidos y bebés es complicado:

  • pequeño diámetro de la laringe,
  • pliegues vocales cortos
  • mucosa respiratoria floja, hinchazón a la menor inflamación,
  • inmunocomprometidos.
Laringitis: una enfermedad común de la laringe en bebés

Cuanto mayor es el niño, menos posibilidades tiene de contraer laringitis. Sin embargo, en la infancia, incluso una pequeña inflamación de la laringe puede causar problemas respiratorios graves e incluso asfixia.

La principal traición de la laringitis es que los síntomas peligrosos se desarrollan repentinamente y con mayor frecuencia en la noche o antes del amanecer. Es por eso que los padres deben vigilar de cerca la condición del bebé, si él tosió un poco antes de acostarse.

Causas de la laringitis en recién nacidos y lactantes

Es importante conocer no solo los tipos de la enfermedad, sino también sus causas. En la mayoría de los casos, la aparición de laringitis aguda en recién nacidos y bebés se asocia con la ingestión:

  • Infecciones virales (gripe, parainfluenza, sarampión, rubéola, varicela, ARVI),
  • bacterias patógenas (escarlatina, tos ferina),
  • alergenos (polvo, pelo de animales, mezcla de productos lácteos, productos químicos para el hogar, perfumes).

Además, hay un complejo de factores de eliminación, en presencia de los cuales el riesgo de procesos inflamatorios en la laringe aumenta sustancialmente. Estos incluyen:

  • Larga estancia del niño en la calle durante la estación fría.
  • Aire interior seco o “ahumado”,
  • exceso de tensión de los ligamentos causados ​​por el llanto prolongado,
  • estructura anormal del sistema respiratorio (heredado),
  • Utilización de aerosoles y sprays para el tratamiento de resfriados.
  • inmunidad local debilitada.

En muchos casos, la inflamación de la laringe en un bebé es de origen viral. La forma bacteriana de la enfermedad se considera más peligrosa, ya que se deben usar antibióticos para tratarla.

Síntomas y signos en niños de diferentes edades.

Los niños menores de un año aún no pueden decir acerca de las sensaciones desagradables derivadas de la enfermedad. No pueden quejarse de un nudo en la garganta, áspero, por lo que los padres deben registrar todos los síntomas adversos.

La inflamación de la laringe en bebés de cualquier edad se manifiesta a través de:

  • una tos aguda, "ladrar",
  • un ligero aumento de la temperatura (sin embargo, con infección bacteriana o inmunidad debilitada, a menudo alcanza los 39 ° C),
  • silbidos y silbidos al respirar,
  • voz ronca
  • Inquietud, lágrimas durante el sueño y vigilia.

La laringitis en los recién nacidos se acompaña de síntomas generales de la enfermedad, pero debido a la estructura fisiológica de la laringe y el tracto respiratorio tiene sus propias características:

  • la violación de la voz se manifiesta solo a través de un grito sordo y poco discernible,
  • casi de inmediato, el triángulo nasolabial se vuelve azulado debido a la falta de oxígeno.

La enfermedad se desarrolla inesperadamente: justo ayer el niño parecía alegre y completamente sano, y ya en la mañana hay síntomas perturbadores. Desde los primeros signos de patología hasta el inicio de la asfixia, a veces pasan varios minutos. La efectividad del tratamiento o, a veces, incluso la vida del bebé depende de la rapidez con la que llegue la asistencia calificada.

Desarrollo de la enfermedad

La laringitis comienza en bebés a menudo con un resfriado. No es sorprendente que muchos padres confundan una condición peligrosa con un resfriado común. Además, la temperatura no alcanza valores críticos (especialmente con la naturaleza alérgica de la enfermedad). Al inicio de la enfermedad, el niño generalmente se siente satisfecho.

En el día 3-4, los síntomas aumentan:

  • el aumento de temperatura (en caso de laringitis viral y alérgica, el aumento es insignificante, en el caso de la forma bacteriana - hasta 39ºС)
  • la respiración se vuelve frecuente, con sibilancias claramente distinguibles, aparece una tos de "ladrido", el llanto no se acompaña de sonidos, ya que la inflamación ya ha pasado a las cuerdas vocales,
  • el niño rechaza un pecho o un biberón con una mezcla, se vuelve caprichoso, lloriqueo.

Con una forma leve de la enfermedad y una terapia calificada, el bebé se está recuperando rápidamente. Después de unos días, la tos improductiva se humedece. Después de 2 semanas, la tos cesa por completo.

En el caso de una enfermedad grave o si el paciente no llega tarde al médico, el bienestar de un paciente pequeño se deteriora drásticamente. En la zona del triángulo nasolabial, la piel adquiere un tinte azulado, debido a la superposición de la laringe, la respiración se convierte en silbido. Esta condición requiere atención médica de emergencia!

Falsa grupa

Un peligro especial para los recién nacidos y los bebés es la forma sublástica de la laringitis, también llamada crup o falsa de la laringe.

La estenosis es una constricción parcial o completa de la laringe, debido a que el suministro de oxígeno al tracto respiratorio se reduce significativamente o se detiene por completo.

Dependiendo de la severidad de la enfermedad, los médicos distinguen 4 etapas de crup falso. Si no se trata, el bienestar del niño se deteriora rápidamente y, en casos graves, comienza la asfixia, que puede provocar la muerte del bebé.

Causas de la laringitis en lactantes

La principal causa de la inflamación de la laringe en los bebés es una infección viral o bacteriana, que se deposita en la garganta mucosa del niño. Los virus, bacterias o combinaciones de los mismos causan el proceso inflamatorio de las estructuras de la laringe de un recién nacido o un bebé de corta edad.

Debe tenerse en cuenta que, en la mayoría de los casos, la infección afecta a niños con inmunidad débil o enfermedades de fondo que debilitan la reactividad inmunológica de las migajas (diátesis, patología perinatal del sistema nervioso central, enfermedades funcionales del tracto digestivo).

Por lo tanto, los complejos inmunitarios que entran al cuerpo del niño durante la lactancia se consideran un factor adicional en la protección del bebé. El curso y el tratamiento de la laringitis durante la lactancia materna es mucho más fácil, pero en la mayoría de los casos se lleva a cabo en un hospital.

Además de las enfermedades respiratorias virales, las manifestaciones de laringitis en niños menores de un año pueden ocurrir o agravarse con una humedad insuficiente del aire en la habitación, falta de ventilación, polvo, hongos u otros alérgenos en la habitación donde reside el niño.

Es importante recordar que en el 65% de los casos, la inflamación y la inflamación de la laringe en recién nacidos y bebés durante los primeros meses de vida se desencadenan por condiciones insalubres y negligencia de las madres, así como el llanto y / o inhalación prolongados de aire muy seco.

Los padres deben ser conscientes de que el uso de aerosoles y aerosoles en niños menores de un año (en casos raros de hasta tres años) provoca un estrechamiento reflejo de la glotis y provoca la aparición de laringitis.

Características de la manifestación y curso de la laringitis en lactantes.

En los recién nacidos y los bebés, esta enfermedad es difícil debido al hecho de que la luz del tracto respiratorio en los bebés menores de un año es estrecha, y las estructuras de la nasofaringe no pueden ejercer la protección necesaria del sistema respiratorio, como en un adulto. Además, la irrigación sanguínea activa, la delicada estructura de las cuerdas vocales mucosas y la holgura del espacio submucoso de la laringe contribuyen a la inflamación rápida y al rápido crecimiento del edema laríngeo.

A veces, la gravedad de la afección del bebé empeora en unos pocos minutos, por lo que, cuando aparezcan los primeros signos de patología, cualquier médico con experiencia remitirá al niño al hospital. Solo bajo el control constante de las manifestaciones clínicas de la enfermedad se puede tratar la laringitis en bebés.

Los síntomas de laringitis en bebés incluyen signos de lesión inflamatoria de la laringe y manifestaciones de una enfermedad viral infecciosa (fiebre, letargo, secreción nasal, estornudos, congestión nasal). Los padres deben recordar que, con la mínima sospecha del desarrollo de esta peligrosa enfermedad en los bebés, es urgente buscar ayuda médica; consulte a un pediatra o llame a una brigada de ambulancia.

Cualquier retraso puede llevar a la agravación de la condición del bebé y al desarrollo de su complicación peligrosa - crup. Si se produce esta condición, el bebé puede sofocarse. Por lo tanto, es necesario conocer los signos de que los bebés tienen laringitis.

Los principales síntomas de la enfermedad incluyen:

  • cambio en el timbre - ronquera de diversos grados,
  • tos seca de "ladridos",
  • silbidos mientras grita y respira, respiración ruidosa.

Además, hay un capricho, mayor ansiedad del niño, negativa a comer, trastornos del sueño. El video explica los principales síntomas de la laringitis en bebés.

Con la aparición de todos estos síntomas, es necesario consultar urgentemente a un especialista. No puede posponer la visita al pediatra; en los bebés, la laringitis y sus síntomas están creciendo rápidamente, especialmente durante la noche y temprano en la mañana.

Por lo tanto, tan pronto como el bebé tenga los primeros síntomas de la enfermedad, es necesario llamar al pediatra del distrito, solicitar una cita o comunicarse de manera independiente con la sala de emergencias del hospital. Tratar de realizar independientemente el tratamiento de la laringitis en bebés está estrictamente prohibido, también es peligroso rechazar la hospitalización.

Cuando sea necesario llamar a la brigada de ambulancia.

El peligro de la laringitis en los bebés radica en el inicio muy rápido de la estenosis de la laringe pequeña y estrecha, un estrechamiento extremo de su luz, en el que las estructuras mucosas inflamadas e inflamadas de la laringe impiden que el aire entre en las migajas del tracto respiratorio. Al mismo tiempo, el bebé no puede respirar por sí solo y, a menudo, este problema debe resolverse de inmediato, a veces incluso realizando una traqueotomía urgente (incisión de tejido en la tráquea y la instalación del tubo de respiración).

Para evitar esto, es necesario que no se pierdan los síntomas, cuando la laringitis en bebés y el tratamiento de esta patología en el hogar se vuelven imposibles y debe llamar a una ambulancia de inmediato.

Estas características incluyen:

  • los síntomas de la laringitis en los bebés se agravan (agrava la tos, ronquera, mal humor y ansiedad del bebé),
  • Fiebre, escalofríos, regurgitación, letargo, debilidad y congestión nasal se suman a todas estas manifestaciones,
  • hay un aumento en la respiración y dificultad para respirar con el triángulo nasolabial azul y participación en el acto de respirar espacios intercostales y otros músculos auxiliares,
  • Aumenta la excitación general del bebé, tos continua, piel azul, calambres.

Tratamiento adecuado de la laringitis en lactantes.

Los padres de bebés de la infancia deben recordar que la laringitis a esta edad es un enemigo peligroso e insidioso, y lo primero que debe hacer es mostrar las migajas a un especialista (pediatra, especialista en enfermedades infecciosas o médico de familia). Solo un médico puede aclarar el diagnóstico, determinar la condición del niño y prescribir el tratamiento (en casa o en el hospital).

Si el diagnóstico se realiza a tiempo y la condición del niño no es preocupante, el médico puede decidir el tratamiento en el hogar. Pero al mismo tiempo, el pediatra asume la responsabilidad y debe monitorear diariamente el cambio en el estado de las migajas antes de que la tos entre en la fase productiva, lo que se considera una mejora significativa en la condición y el inicio de la recuperación. En este caso, los padres deben seguir las instrucciones del médico de manera precisa y escrupulosa, y la lista de medicamentos, sus dosis y la frecuencia de uso no deben cambiarse de manera independiente.

A muchos padres les preocupa cómo tratar la laringitis durante la lactancia. Con esta patología, los pediatras recomiendan una unión más frecuente del bebé al pecho y una dieta hipoalergénica obligatoria para la madre. En todos los demás aspectos de la terapia de laringitis no hay diferencias fundamentales en los bebés con alimentación natural y artificial.

Si un especialista recomienda encarecidamente la hospitalización de un niño (no debe asumir la responsabilidad y escribir una exención del tratamiento hospitalario), el precio de esta decisión puede ser extremadamente alto y, en algunos casos, incluso un error irreparable.

Qué no hacer cuando la laringitis en bebés.

Si hay signos de laringitis en bebés, además de la consulta urgente con un médico, debe saber que no puede comenzar el tratamiento del niño por su cuenta:

  • No se pueden dar migas de jarabes expectorantes., gotas y otros medicamentos,
  • No se pueden aplicar procedimientos térmicos., incluso si fueran efectivos en un niño mayor: compresas, calentamiento con sal, papas o hojas de repollo con miel (todos los procedimientos térmicos y físicos se realizan solo en el hospital),
  • No frote las migas con varios ungüentos, grasas y aceites.

Es importante recordar que solo un especialista puede determinar la condición del niño y recetar el tratamiento. Si hay signos de inflamación de la laringe, es necesario consultar con un médico de manera urgente, no arriesgue la salud ni la vida de su bebé.

Loading...