Entradas Populares

La Elección Del Editor - 2020

Leucocitos elevados en el recién nacido: síntomas y tratamiento de la leucocitosis

Pin
Send
Share
Send

La leucocitosis en los recién nacidos es una manifestación negativa que ocurre con bastante frecuencia. La situación requiere atención de los padres, pero no es peligrosa. Leucemia - más bien un síntoma y manifestación, que indica la presencia de procesos negativos. En la infancia, la formación de sistemas y órganos.

La sangre es un tejido que tiene una forma líquida. Se compone de varios tipos de células. Pueden ser blancos y rojos. En la práctica científica, se les llama leucocitos y glóbulos rojos, respectivamente. Su relación de número y porcentaje no es la misma en diferentes intervalos de la vida de una persona. Es importante establecer las verdaderas causas del proceso patológico y hacer todo lo posible para prevenir el desarrollo de enfermedades en el futuro.

Las siguientes condiciones se diagnostican en el contexto de la disminución y el aumento en el contenido de glóbulos blancos:

  • La leucopenia es una disminución en el recuento de leucocitos en sangre.
  • Leucocitosis: un aumento en el número de glóbulos blancos.

Después de que nazca el bebé, estas dos manifestaciones negativas pueden superar al bebé en cualquier momento. Los padres deben conocer los detalles del proceso con anticipación y saber cómo responder a ellos.

Los científicos pudieron establecer que en un recién nacido, ciertas células en la sangre cambian incluso dentro de las 24 horas. Este estado está influenciado por el carácter, la actividad de la vida, así como su capacidad para adaptarse a las condiciones externas.

La leucocitosis no es una enfermedad, sino un estado de sangre que se fija en un momento dado. Cualquier cambio externo e interno puede llevar a un cambio en el estado general de la sangre.

El sistema inmunológico juega un papel importante. Las enfermedades y factores externos negativos a su vez lo afectan. Es por eso que el estado de la leucemia no debe ignorarse, especialmente si es de naturaleza sistémica.

Características de la leucocitosis en bebés prematuros.

Las células blancas en el cuerpo de cualquier persona juegan un papel importante. Es por eso que son parte de la sangre. Después del nacimiento de los bebés, se registra una amplia gama de su número por litro. Con la edad, esta cifra se vuelve más estática y varía entre 4 y 9 mil millones. Para un adulto, este número también se considera normal.

La dispersión del indicador está asociada con el estrés, que el cuerpo del bebé experimenta en el momento en que sale del útero de la madre y comienza a vivir una vida independiente. En el exterior hay muchos virus y bacterias que afectan los procesos básicos de la vida. Los bebés prematuros se sorprenden aún más porque tienen menos tiempo para prepararse para la adaptación. Están bajo una fuerte presión sobre todos los órganos internos. La situación afecta negativamente el número de leucocitos en la sangre, por lo que su cifra está lejos de la norma.

Es por eso que la probabilidad de aparición de leucocitosis en bebés prematuros es mucho mayor que la de aquellos que aparecieron a tiempo. Los científicos pudieron establecer que las oscilaciones de los glóbulos blancos en este caso se producen durante todo el primer año de vida.

Los glóbulos blancos están compuestos casi en su totalidad por leucocitos. Sin embargo, están casi completamente ausentes los eosinófilos. La composición general señala un bajo contenido de monocitos, que vuelve a la normalidad en aproximadamente un año.

¿Por qué se produce la leucocitosis?

Como norma, en los recién nacidos, la leucocitosis se produce en el contexto de una patología en el curso de un proceso en particular. Los padres no deben entrar en pánico, ya que el recuento de glóbulos blancos puede volver a la normalidad en unas pocas horas. Sin embargo, ignorar completamente la situación tampoco es permisible. Es necesario buscar el asesoramiento de un especialista en esta materia. El médico prescribirá las pruebas necesarias, sobre la base de las cuales se extraerá una conclusión sobre el estado de salud y el peligro de dañarlo.

El número de leucocitos depende directamente de la temperatura corporal total. Por ejemplo, la velocidad puede cambiar dramáticamente después de tomar un baño o una larga estancia al sol. También se detectó dependencia en la dieta y medicación.

El estado emocional general también juega un papel importante. Los saltos en el volumen de leucocitos en el cuerpo humano se observan en el contexto de estrés y experiencia. Los niños difieren en temperamento desde el nacimiento, por lo tanto, los cambios en sus cuerpos también son individuales.

Muy a menudo, la leucocitosis se produce en el contexto de un funcionamiento inadecuado del sistema inmunológico. El hecho es que después del nacimiento, comienza solo su formación. Los primeros anticuerpos vienen con la leche materna. Si el bebé está recibiendo alimentación artificial, se registra una disminución de las funciones de protección básicas de todo el organismo. La situación puede llevar a una normalización prolongada del número de leucocitos en la sangre. Los casos se registraron cuando se registró un indicador separado del contenido de leucocitos en la sangre para una persona en la edad adulta.

La leucocitosis a menudo ocurre en el contexto de la penetración en el cuerpo de infecciones dañinas. La razón de esta enfermedad, que se produce en el fondo del SARS, la gripe o la rubéola. La enfermedad puede ser causada no solo por bacterias, sino también por hongos, que afectan negativamente a toda la flora del cuerpo.

La leucocitosis caracteriza severamente a los niños con alergias. Es un aumento en la cantidad de leucocitos en la sangre que hace posible diagnosticar esta dolencia en un bebé. Los médicos señalan que las alergias también se desarrollan con un efecto negativo en los eosinófilos. Estas células también se conocen comúnmente como glóbulos blancos.

La inflamación debilita el cuerpo. Cuando está presente, la estructura de la sangre cambia significativamente. En este caso, el número de leucocitos se calcula después de pasar el análisis apropiado. El lanzamiento de cualquier sistema de protección aumentará la cantidad de cuerpos blancos. La situación ocurre durante el daño a la integridad de los huesos, piel o quemaduras.

La leucocitosis es un compañero indispensable de las enfermedades del cáncer. En este caso, se diagnostica leucemia o leucemia. Estas patologías se diagnostican si el paciente tiene un recuento de leucocitos varias veces normal.

En base a lo anterior, podemos concluir que la leucemia es una condición patológica que se caracteriza por varias manifestaciones negativas a la vez. Por eso es importante obtener asesoramiento de expertos en esta área. Nombrará la entrega de todos los análisis necesarios, sobre la base de los cuales se realizará la conclusión.

Consecuencias de la enfermedad.

El resultado y las consecuencias de la enfermedad dependen directamente de la causa de la enfermedad. Lo más peligroso es la infección y la inflamación. Pueden conducir a sepsis y pérdida significativa de sangre. En el contexto de estas patologías, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades del sistema cardiovascular, fuertes dolores de cabeza, problemas para dormir y descansar, y grandes pérdidas de sangre. También es imposible eliminar por completo la posibilidad de que el bebé se demore en el desarrollo.

La manifestación de la patología también es peligrosa debido a un desarrollo mental inadecuado, que incluso puede conducir a la discapacidad.

Si el aumento en el nivel de leucocitos ocurrió en el contexto del estado fisiológico, entonces no se requiere tratamiento. Esto sucede con bastante frecuencia en los recién nacidos y se transmite por sí solo en poco tiempo.

En la primera etapa del tratamiento, es necesario eliminar completamente el factor que provoca esta manifestación negativa de la vida del bebé. Si este método no da el resultado deseado, será necesario realizar una investigación y un análisis cuidadosos para ayudar a determinar la verdadera causa de la afección. Como regla general, la eliminación de la enfermedad subyacente conduce al retorno a la normalidad y al número de leucocitos en la sangre.

Por eso es importante ser diagnosticado a tiempo. Para ello, dona un análisis de sangre. Él ayudará a aclarar y finalmente elegir una opción de tratamiento. Además, el médico examina la naturaleza de los síntomas y analiza el historial de un paciente pequeño.

Los agentes antimicrobianos se utilizan en el tratamiento de la leucemia. Ayudan a eliminar la infección que causa esta condición. Gracias a preparaciones especiales, es posible prevenir el desarrollo de sepsis. Si es necesario, se prescriben medicamentos antiinflamatorios adicionales. Con su ayuda, es posible reducir rápida y efectivamente la cantidad de glóbulos blancos. Sólo en casos raros es necesario realizar leucoféresis. El procedimiento involucra un método mecánico para cambiar la cantidad de leucocitos en la sangre.

Glóbulos blancos: descripción y función

Funciones leucocitarias en el cuerpo.

Antes de pasar a por qué los leucocitos pueden crecer en la sangre de un bebé recién nacido, es necesario averiguar con más detalle qué son estas células y por qué son tan importantes.

Los glóbulos blancos, o como también se les llama, los glóbulos blancos (que en realidad son transparentes), protegen al cuerpo humano de las influencias externas. El leucocito puede alcanzar un tamaño de 6 a 20 micrones, y todos ellos pueden ser de diferentes formas, tanto redondeadas como irregulares.

En el cuerpo humano hay muchos leucocitos, cada uno de los cuales puede realizar diferentes funciones. Por ejemplo, algunos protegen el cuerpo de antígenos, otros de bacterias y microbios, otros de células muertas, etc.

Si no hay focos de inflamación en el cuerpo, entonces los leucocitos estarán dentro del rango normal.

Pero si las bacterias o microbios han penetrado en el cuerpo del recién nacido, o, por ejemplo, durante el parto, el niño se lesiona, aumentarán dramáticamente, lo que se puede ver en los resultados de un análisis de sangre tomado de un dedo.

Decodificación: normas y desviaciones.

Descifrando análisis de sangre, tasa de leucocitos

Si el parto fue bueno y no hubo daño (o la probabilidad de infección), lo más probable es que los leucocitos en el recién nacido sean normales.

Los leucocitos en la sangre a un nivel de 9 a 30 se consideran normales para un bebé recién nacido, que es mucho más alto que el de un adulto.

Si hablamos de desviaciones, entonces todo lo que esté por encima de 30 se considerará elevado y todo lo que esté por debajo de 9 se considerará reducido. Pero si los médicos rara vez encuentran un contenido reducido de leucocitos, ya que esto no afecta particularmente la condición del bebé, entonces prestan especial atención a sus niveles elevados, y esto se debe a que es la principal señal para el desarrollo de procesos inflamatorios o lesiones.

Como regla general, el nivel de leucocitos disminuye gradualmente en las primeras semanas de vida del bebé.

Cada día hay una disminución. Pero si esto no sucede, entonces los pediatras prestarán atención y comenzarán a tomar medidas para encontrar el problema.

Puede encontrar más información sobre los glóbulos blancos en el video.

Como se mencionó anteriormente, inmediatamente después del nacimiento, el nivel de glóbulos blancos en un recién nacido es tan alto. Pero cada día disminuye. Y después de unas dos o tres semanas volverá a la normalidad. Si esto no sucede, entonces el cuerpo del bebé está luchando contra una infección o un proceso inflamatorio.

Un recuento elevado de glóbulos blancos en un recién nacido puede indicar:

  1. Lesión, que suele ocurrir durante el parto. No todos los obstetras-ginecólogos pueden notar un microtrauma, especialmente si el parto fue bueno.
  2. Enfermedades que comienzan a manifestarse inmediatamente después del nacimiento.
  3. Pérdida de sangre, especialmente cuando el parto fue difícil, o el niño tuvo que someterse a una operación de emergencia.
  4. Infecciones que podrían entrar en el cuerpo del bebé durante el parto o más tarde, debido al incumplimiento de las condiciones estériles.

Sobre la base de estos problemas, los médicos deberán realizar todas las pruebas y exámenes necesarios para determinar con precisión la causa del aumento de glóbulos blancos y comenzar a tratar al bebé.

Causas de aumento de los glóbulos blancos.

Las principales causas del aumento de los niveles de leucocitos en la sangre.

De hecho, hay varias razones por las cuales se pueden detectar las lesiones de la sangre en un bebé, a saber:

  1. El crecimiento excesivo de leucocitos en la sangre.
  2. Aumento de la viscosidad de la sangre, cuando es difícil que fluya a través de los vasos sanguíneos y las venas, lo que resulta en el deterioro de la condición general del bebé.
  3. Enfermedades de la madre durante el embarazo, especialmente si no fue tratada adecuadamente. A menudo, un recuento elevado de glóbulos blancos en un recién nacido puede persistir durante mucho tiempo debido a un resfriado banal antes del nacimiento.
  4. Aumento de la formación de células sanguíneas en la médula ósea.

Dependiendo de la causa del aumento de los leucocitos, dependerá el tratamiento adicional.

Leucocitos en la orina de un recién nacido

Desciframiento de análisis de orina para leucocitos en un recién nacido

A veces, en un recién nacido, los leucocitos (sus niveles elevados) se encuentran en la orina, lo que permite hablar con mayor precisión sobre la localización del centro de la inflamación.

Normalmente, si todo está en orden con el bebé, el nivel de leucocitos en la orina debe ser de 0 a 10. Si el valor supera estos indicadores, podemos decir que hay problemas.

Como regla general, los leucocitos elevados en la orina de un recién nacido pueden indicar lo siguiente:

  1. Problemas renales. En la mayoría de los casos, esto sugiere un proceso inflamatorio en los riñones, lo que conduce a un aumento en el nivel de leucocitos en la orina. Durante el parto, una infección puede entrar en el cuerpo del bebé, que, debido a la inmunidad debilitada, se puede propagar fácilmente por todo el cuerpo y, en la mayoría de los casos, encuentra un lugar en el sistema urinario, en los riñones.
  2. Procesos inflamatorios en los genitales. Esto puede ocurrir si en los primeros minutos después del nacimiento el bebé no fue bien lavado, o si la mujer tuvo una infección en el canal de parto que el obstetra-ginecólogo no notó.
  3. Procesos inflamatorios en el sistema urinario, que conducen a problemas con la excreción de orina.

Si se encontraron niveles elevados de leucocitos en la orina del niño, los médicos tomarán todas las medidas para eliminar la inflamación, que no es difícil de hacer.

Síntomas de leucocitos elevados

Si un niño tiene un aumento de glóbulos blancos, tanto en la orina como en la sangre, esto puede ir acompañado de una serie de síntomas. Y son similares, ya que todo el organismo reacciona a cualquier proceso inflamatorio.

Los principales síntomas del aumento de leucocitos en la sangre y la orina incluyen:

  • Aumento de la temperatura corporal. Por lo general, incluso el proceso inflamatorio más pequeño en cualquiera de los órganos se acompaña de fiebre. Y podría ser de 37 grados, y tal vez 39. Todo depende de cómo reacciona el cuerpo ante el estímulo.
  • Los escalofríos se producen como resultado de cambios frecuentes en la temperatura corporal y la intoxicación, ya que el cuerpo está intentando con todas sus fuerzas ahogar el foco de la inflamación.
  • Náuseas y vómitos, que aparecen como resultado de la intoxicación.
  • Problemas con la micción, es decir, que el niño no puede ir al baño por mucho tiempo o, por el contrario, a menudo escribe.
  • Lágrimas crecientes, especialmente en el momento en que el niño hace pis. Esto se debe al hecho de que la membrana mucosa está inflamada y puede haber microcracks en ella, causando dolor al bebé, y la única forma en que puede demostrar que está llorando.
  • Decoloración de la orina. Puede ser oscuro o, por el contrario, muy claro.
  • La aparición de sedimentos turbios en la orina.

Por lo general, después de que se haya establecido la razón exacta del aumento de leucocitos en la sangre o la orina, los médicos recetan antibióticos, que eliminarán la inflamación.

Leucocitosis fisiológica

Características de la leucocitosis fisiológica.

No es de extrañar que los médicos digan que antes de la entrega de cualquier análisis debe estar preparado. Y todo porque hay una serie de factores que pueden afectar el contenido de leucocitos en la sangre. Y si las pruebas se recolectaron incorrectamente, o si la persona no estaba preparada de alguna manera, no siguió las recomendaciones de los especialistas, pueden ser falsas.

Muy a menudo se detecta leucocitosis fisiológica en los recién nacidos, que aparece debido al efecto en el cuerpo de los estímulos fisiológicos.

Puede ser en los siguientes casos:

  • Dos días después del nacimiento. Por alguna razón, este día en particular es considerado crítico.
  • En medio del embarazo, es decir, en el quinto o sexto mes.
  • Dos horas después de las comidas. Y como los niños pequeños comen a menudo, este factor en su mayor parte tiene un impacto.
  • Para la segunda semana después del nacimiento.
  • Con fuerte agitación. En el caso de los niños pequeños, puede estar llorando.
  • Con un fuerte esfuerzo físico, el niño mueve rápidamente los brazos y las piernas.

Una vez eliminado el factor fisiológico, se restauran los leucocitos y su contenido.

Leucocitosis neutrofilica

Características de la leucocitosis neutrofílica

A veces, el número de leucocitos aumenta debido al hecho de que la sangre ha aumentado el contenido de neutrófilos.

Este tipo de leucocitosis puede aparecer debido a:

  • El proceso inflamatorio, y no hay una localización particular. Puede comenzar absolutamente en cualquier órgano.
  • Virus e infecciones que entran al cuerpo de los niños todos los días. En un momento dado, la inmunidad ya no puede luchar contra ellos.
  • Procesos purulentos, especialmente cuando ni los médicos ni los padres prestaron atención al deterioro de la condición del niño y comenzaron la enfermedad.
  • Gran pérdida de sangre, especialmente cuando el niño inmediatamente después del nacimiento realiza una operación forzada.
  • Intoxicación, durante la cual el cuerpo está experimentando una gran carga, porque las sustancias tóxicas afectan negativamente a las células.
  • Ожогов, что хоть и случается довольно редко с новорожденными, но все-таки случаи зарегистрированы.

Un especialista experimentado, después de haber recibido los resultados de los análisis, puede identificar el problema de inmediato, ya que en este caso, todo literalmente "se encuentra en la superficie".

Tratamiento de leucocitos

Normalización del nivel de leucocitos en la sangre de un recién nacido.

Como se mencionó anteriormente, inmediatamente después del nacimiento de un niño, los leucocitos se encuentran en un nivel suficientemente alto. Esto se debe al hecho de que el cuerpo del niño se adapta a las nuevas condiciones. Después de que la adaptación haya pasado, los leucocitos comenzarán a caer. Pero si esto no sucede, los médicos deberán averiguar la razón y comenzar el tratamiento.

Antes de prescribir cualquier medicamento, se realizarán pruebas adicionales, así como un nuevo análisis del nivel de glóbulos blancos para asegurarse de que no haya ningún error. Y sólo después de que comience el tratamiento.

El tratamiento en este caso es una cosa: antibióticos que pueden eliminar rápidamente la inflamación, así como también matar patógenos. Y aunque no es conveniente administrar antibióticos al recién nacido, a veces es necesario hacerlo para evitar el desarrollo de complicaciones.

Los glóbulos blancos elevados en un bebé recién nacido son causa de pánico, pero solo si permanecen en un nivel tan alto dos semanas después del parto o crecen aún más.

Usted puede determinar esto por análisis de sangre. Si hay algún síntoma de leucocitosis, es necesario acudir urgentemente a un especialista, ya que el cuerpo de los niños, especialmente el recién nacido, es muy débil y no puede soportar muchas infecciones y bacterias.

Concepto general

Los leucocitos son células sanguíneas responsables de respuesta inmune del cuerpo.

El aumento de su contenido en la sangre o en la orina se llama leucocitosis.

Este fenomeno indica respuesta inmune del cuerpo en uno u otro irritante.

Existe una forma fisiológica de leucocitosis, cuando el aumento en el contenido de leucocitos es temporal y después de un corto período de tiempo su nivel vuelve a la normalidad.

En la forma patológica, un aumento de los leucocitos. causado por cualquier problema importante en el cuerpoEn este caso, la normalización de su contenido no se produce de forma independiente, lo que significa que el niño necesita asistencia médica.

Causas

La causa más común de leucocitosis en los bebés es la inmadurez del sistema inmunológico del cuerpo.

La inmunidad de un niño pequeño todavía se está formando. Y si inmediatamente después del nacimiento el cuerpo de las migajas contiene células inmunitarias recibidas de la madre, entonces con el tiempo su número disminuye.

Si el bebé es amamantado, él sigue recibiendo las células inmunes de mamá junto con su leche.

La inmunidad se reduce al reducir el consumo infantil de leche materna y la introducción de alimentos complementarios (aproximadamente 6 meses). A esta edad, el bebé a menudo aumenta el nivel de glóbulos blancos.

Si el bebe es alimentado con biberónEsta situación puede ocurrir a una edad más temprana.

La composición de la sangre se normaliza cuando el niño alcanza la edad de 1-2 años, cuando su sistema inmunológico ya está suficientemente formado.

Las causas del desarrollo de leucocitosis en niños después de 1 año son más diversas:

  1. Causas fisiológicas. Después del ejercicio, un cambio brusco en la temperatura, cambios en la composición y calidad de los alimentos consumidos, tomando ciertos medicamentos en un niño, es posible un ligero aumento en el nivel de glóbulos blancos. Con el tiempo, estas tasas tienden a volver a la normalidad sin ningún tratamiento.
  2. Para un aumento a corto plazo en los leucocitos puede conducir y Emoción emocional, ansiedad, estrés.. Después de la desaparición de una situación estresante, el nivel de leucocitos también vuelve a la normalidad.
  3. Una reacción alérgica es la causa que puede desencadenar el desarrollo de leucocitosis en niños, tanto más jóvenes como mayores. Al terminar el contacto del cuerpo del niño con la sustancia irritante, el nivel de leucocitos vuelve a la normalidad con el tiempo.
  4. Enfermedades infecciosas (Las lesiones víricas, bacterianas, fúngicas) conducen a una disminución de la inmunidad, un aumento en el nivel de glóbulos blancos en la sangre.
  5. Procesos inflamatorios crónicos. en el cuerpo de un bebé puede causar un aumento prolongado de leucocitos.
  6. Fracturas de hueso, lesiones, violación de la integridad de la piel - factores en presencia de los cuales activa el sistema inmunológico y, en consecuencia, aumenta el nivel de leucocitos.
  7. Cáncer de sangre (leucemia). Con esta patología, hay un aumento significativo y rápido en el número de leucocitos (su contenido puede superar la norma en 10 o más veces).

¿Cómo se produce la hipervitaminosis en los niños? Aprende sobre esto en nuestro artículo.

Junta editorial

Hay una serie de conclusiones sobre los peligros de los cosméticos detergentes. Desafortunadamente, no todas las mamás recién hechas los escuchan. En el 97% de los champús para bebés, se usa la sustancia peligrosa Lauril Sulfato de Sodio (SLS) o sus análogos. Se han escrito muchos artículos sobre los efectos de esta química en la salud de niños y adultos. A petición de nuestros lectores, probamos las marcas más populares. Los resultados fueron decepcionantes: las empresas más publicitadas mostraron la presencia de los componentes más peligrosos. Para no violar los derechos legales de los fabricantes, no podemos nombrar marcas específicas. La compañía Mulsan Cosmetic, la única que pasó todas las pruebas, recibió con éxito 10 puntos sobre 10. Cada producto está hecho con ingredientes naturales, completamente seguros e hipoalergénicos. Sin duda recomendaría la tienda online oficial mulsan.ru. Si duda de la naturalidad de sus cosméticos, compruebe la fecha de caducidad, no debe superar los 10 meses. Venga con cuidado a la elección de los cosméticos, es importante para usted y su hijo.

Tipos de patologia

Dependiendo de las razones que llevaron a la aparición de leucocitosis, existen varias variedades de esta enfermedad:

  • corto plazo. Es la forma más común. Ocurre con el estrés, el aumento del esfuerzo físico, la presencia de otros factores fisiológicos. Además, esta forma se puede observar en algunas enfermedades infecciosas, por ejemplo, ARVI. En este caso, la composición de la sangre se normaliza tan pronto como el niño se cura,
  • largo. Surge en el contexto de procesos patológicos que ocurren en el cuerpo. A menudo estas patologías son hereditarias,
  • linfocítico. Es una desviación significativa de la sangre de los valores normales. El factor predisponente en este caso son las enfermedades crónicas,
  • basófilo. Ocurre en el fondo de la colitis frecuente,
  • monocítico. Manifestada contra las enfermedades oncológicas.
al contenido ↑

Características en recién nacidos después de una cesárea.

Interrupción del proceso de trabajo natural (cesárea). Gran estrés para el cuerpo de un bebé recién nacido.y el estrés es una causa común de leucocitosis.

Además, el niño, al pasar por el canal de parto, se acostumbra gradualmente a las nuevas condiciones del hábitat.

En la cesárea, este proceso ocurre más rápidamente y el sistema inmunológico del niño, que aún no está completamente formado, produce una respuesta adecuada.

La normalización de la composición de la sangre ocurre gradualmente, asegurando el cuidado adecuado del recién nacido, amamantamiento.

Epidemiologia

La epidemiología de la leucocitosis en los recién nacidos no es un concepto totalmente exacto. Más bien, deberíamos hablar sobre la epidemiología de la causa raíz, que provocó un aumento en los leucocitos y un cambio en la fórmula de leucocitos en principio. La leucocitosis no es un diagnóstico y nosología independiente, es una condición, un criterio que ayuda a identificar o excluir patologías de diversa naturaleza de manera oportuna. Estadísticamente, la leucocitosis en los recién nacidos se registra tan a menudo como en pacientes adultos. Pero, a diferencia de los indicadores de las personas mayores, los cambios de leucocitos en la fórmula de la sangre de los bebés vuelven rápidamente a la normalidad. Esto se explica por el hecho de que el organismo de los recién nacidos se está formando y adaptando activamente a las nuevas condiciones, y todas las razones de naturaleza fisiológica pueden considerarse transitorias.

Los glóbulos blancos (leucocitos), de hecho, representan un enorme grupo de células sanguíneas incoloras, que casi todas pertenecen a las células del sistema inmunológico.

Consideremos varias opciones con más detalle, ya que los leucocitos en sí se dividen en diferentes grupos, subespecies, granulocitos y agranulocitos:

  • basófilos (células inmaduras granulares),
  • MON (monocitos): las células más grandes, los agranulocitos, con un núcleo grande y no segmentado,
  • Los linfocitos, que forman parte simultáneamente del sistema inmunitario, se denominan leucocitos no granulares (agranulocitos).
  • células de granulocitos - neutrófilos,
  • granulocitos activos, defensores del cuerpo de los alérgenos - eosinófilos,

Cada tipo de glóbulo blanco funciona como una respuesta específica a una causa patológica específica. Por lo tanto, la epidemiología de la leucocitosis como un proceso que denota regularidades debe considerarse desde el punto de vista del estudio de la causa y la prevalencia de factores que causan un cambio en la proporción de los tipos de células sanguíneas incoloras (fórmula de leucocitos o leucograma).

  1. Las causas más comunes que provocan un cambio neutrofílico o leucocitosis absoluta neutrofílica. La neutrofilia se caracteriza por el crecimiento activo y rápido de granulocitos, que pueden detectarse no solo en el análisis de sangre, sino también en la orina. Como regla general, el cambio neutrofílico se desencadena por la enfermedad. Si es necesario, la epidemiología de las causas fundamentales está determinada por el médico a cargo.
  2. La linfocitosis es la segunda más frecuente. Tal cambio en el leucograma es característico de la inflamación en forma crónica o aguda. En los niños, las enfermedades más comunes de la categoría de IUI (infecciones intrauterinas), o puede ser la tos ferina.
  3. La eosinofilia en los recién nacidos se determina muy raramente y puede deberse a patologías pulmonares, alergias, intoxicación por fármacos y, muy raramente, leucemia mieloide.
  4. La leucocitosis monocítica es característica de las lesiones sépticas de órganos y tejidos. La leucocitosis en recién nacidos de esta forma es extremadamente rara.
  5. Los casos más raros en las estadísticas de adultos son la basofilia. Sin embargo, un cambio en el leucograma a un aumento en los basófilos es característico de las variantes fisiológicas de la leucocitosis y se observa durante el embarazo y muy a menudo en los bebés recién nacidos.

Causas de la leucocitosis en un recién nacido

Las causas de la leucocitosis en los recién nacidos pueden deberse a cambios fisiológicos en el cuerpo, pero también pueden estar asociados con una enfermedad en desarrollo. Consideremos con más detalle las causas del aumento de los niveles de leucocitos en los recién nacidos.

Los leucocitos son células sanguíneas, "defensores" que reconocen instantáneamente sustancias nocivas y reaccionan rápidamente en un intento de expulsarlos. Por lo tanto, en la CIE 10 no encontrará una enfermedad, la leucocitosis, ya que este es un método de reacción o un criterio de diagnóstico. En los recién nacidos, el indicador del nivel de blancos, más precisamente, las células sanguíneas protectoras incoloras pueden fluctuar durante el día. De esta manera, el sistema inmunológico del bebé responde a cualquier cambio en el cuerpo, tanto fisiológico como patológico.

  1. Un aumento a corto plazo en el nivel de leucocitos (granulocitosis fisiológica del recién nacido) puede ser causado por las siguientes razones:
    • La adaptación fisiológica del bebé al régimen de temperatura en la habitación (en la mayoría de los casos, el bebé reacciona al frío).
    • El bebé llora durante mucho tiempo, grita (tensión muscular, estrés).
    • Un aumento en los leucocitos en la sangre de un recién nacido puede estar asociado con la nutrición y la alimentación, especialmente en los primeros tres días después del nacimiento. La recolección repetida de sangre en tales casos generalmente corrige el retorno de la norma en todos los indicadores.
    • Las características de la maduración y la formación del sistema inmunitario del bebé, esto es típico del período de alimentación complementaria, cuando el bebé recibe menos anticuerpos de la leche materna.
    • Los niveles elevados de glóbulos blancos son característicos de aquellos bebés que nacen prematuramente. Dentro de unos pocos días después del nacimiento, estos indicadores no son críticos y deben volver a la normalidad después de 3-5 días.
  2. Las causas patológicas de la leucocitosis en los recién nacidos generalmente son causadas por un grupo de enfermedades virales e infecciosas:
    • Diferentes tipos de bronquitis.
    • Neumonia
    • Insuficiencia renal.
    • Otitis
    • La intoxicación.
    • Pérdida masiva de sangre.
    • Trauma por parto.
    • Enfermedades de etiología fúngica.
    • Infección viral.
    • Proceso purulento que se desarrolla en los órganos del infante.
    • Meningitis
    • Patología del tumor maligno.

En las primeras semanas después del nacimiento, los indicadores de la composición de la sangre del bebé se consideran a lo largo del tiempo si no hay otros síntomas que amenazan la vida y la salud. Las causas de la leucocitosis neonatal se explican con mayor frecuencia por un grupo de factores fisiológicos y pueden considerarse un fenómeno normal relacionado con la edad.

Factores de riesgo

Si bien la leucocitosis del recién nacido en la mayoría de los casos es un fenómeno fisiológico transitorio, existen factores de riesgo que pueden causar patologías.

Enumeramos los factores de riesgo para la leucocitosis en recién nacidos:

  • Factor genético, anomalías cromosómicas (aberraciones): síndrome de Down, anemia de Fanconi.
  • Fondo de radiación desfavorable de la zona donde nace el niño.
  • Hipotermia bebe.
  • Parto prematuro (hasta 36 semanas).
  • Enfermedades crónicas de la madre - etiología tanto viral como bacteriológica.
  • IIU - infecciones intrauterinas (TORCH - infecciones), virus de ADN y ARN.
  • Asfixia durante el paso del canal de parto.
  • Hipoxia, trastornos cerebrales perinatales.
  • Retardo del crecimiento intrauterino (desnutrición perinatal).
  • Patologías endocrinas congénitas.
  • Síndrome nefrótico congénito.
  • DEG del recién nacido (síndrome de dificultad respiratoria).
  • Inmunodeficiencia.
  • Enfermedades urogenitales de la madre durante la gestación.
  • Infección estreptocócica en la madre.
  • Polihidratación o viceversa - cantidad insuficiente de líquido amniótico.

Los factores de riesgo más peligrosos asociados con la infección de las mujeres durante el embarazo. Esta enfermedad se desarrolla lentamente, a menudo oculta, difícil de diagnosticar y, con mayor frecuencia, es la causa principal del daño intrauterino fetal.

La patogenia de la leucocitosis se explica por el trabajo activo, la liberación de glóbulos blancos maduros en respuesta a un factor agresivo de naturaleza inflamatoria u otra. Los glóbulos blancos se producen en el bazo y en el órgano principal de la hemopoyesis, la médula ósea. La leucocitosis a corto plazo es transitoria y realiza una función redistributiva.

Si la causa desaparece, el cuerpo ya no necesita protección adicional contra los leucocitos y el recuento sanguíneo vuelve a la normalidad. Cualquier tipo de leucocito es muy activo, los pequeños cuerpos pueden penetrar a través de los capilares en el tejido para capturar y utilizar sustancias nocivas. Dicha fagocitosis en procesos inflamatorios puede ser un proceso bastante agresivo, y en el análisis muestra un exceso significativo de números normales. La leucocitosis generalmente se considera en la dinámica, el análisis en la etapa final de la inflamación es especialmente importante, cuando los leucocitos se utilizan masivamente, mueren, su nivel, como regla general, disminuye.

Consideremos con más detalle la patogenia de la leucocitosis, incluida la leucocitosis en recién nacidos.

El aumento en el nivel de leucocitos puede ser relativo (hay una variante del nombre: fisiológica) o absoluta.

  1. Leucopoesis (leucogénesis) reactiva absoluta o leucopoyesis asociada con un tumor en la médula ósea, el bazo
  2. Relativo: un aumento en el nivel de cuerpos incoloros como resultado de la redistribución o como resultado de la acumulación en la zona del proceso inflamatorio (se pueden aumentar los indicadores de monocitos, basófilos, neutrófilos, linfocitos, eosinófilos)

La leucocitosis patogénica también se divide en los siguientes tipos:

  1. Hiperplasia tumoral de los tejidos de los órganos que forman la sangre o una respuesta reactiva a una catástrofe vascular: infarto de los pulmones, riñones, corazón, bazo
  2. La vulnerabilidad de la barrera de la médula ósea y su permeabilidad debido a enfermedades sépticas (los leucocitos penetran rápida y fácilmente en el torrente sanguíneo)
  3. Movilización mejorada de leucocitos de naturaleza redistributiva como respuesta protectora a un factor fisiológicamente negativo, al estrés emocional, así como a la inflamación focal.

Por lo tanto, la patogenia de la leucocitosis se debe con mayor frecuencia a los mecanismos de protección, la activación de la función de los leucocitos. Dada la variedad de tipos de células sanguíneas incoloras, la patogénesis también es variable:

  • Monocitosis - aumento de la actividad fagocítica
  • Defensa de neutrófilos - activación de la fagocitosis en infecciones, inflamaciones en forma crónica
  • Variante eosinofílica de la leucocitosis: protección contra la agresión de los alérgenos, acción compensatoria antihistamínica

También debe señalarse que en las patologías autoinmunes y la leucemia, la función protectora de los leucocitos se reduce debido a la hiperactividad del sistema inmunológico.

Síntomas de leucocitosis en el recién nacido.

Los síntomas de leucocitosis recién nacida en el 99% de los casos no aparecen. Como regla general, solo hay signos indirectos de aumento de leucocitos en la sangre del bebé. En los adultos, los síntomas son más pronunciados y se pueden expresar en las siguientes señales corporales:

  • fatiga constante
  • Debilidad y temperatura corporal subfebril.
  • erupciones en la piel.
  • Hemorragias nasales recurrentes.
  • aumento de la sudoración.
  • desmayo
  • Caída del cabello o crecimiento lento.
  • trastorno del movimiento.
  • visión borrosa
  • falta de aliento.
  • trastornos del sueño.
  • Dolor muscular sin causa recurrente.
  • Pérdida de peso durante la dieta normal.

Recuerde que la leucocitosis en los recién nacidos puede ser causada por dos categorías de factores:

  1. fisiológico
  2. patológico
    • Leucocitosis fisiológica asociada a la desnutrición, manifestada por el hecho de que el bebé llora, grita. Más precisamente, es el llanto intenso de un bebé el que puede provocar un aumento de los leucocitos en la sangre; en los adultos, esta condición ocurre después de un trabajo físico intenso, un exceso de esfuerzo. No menos agudamente, el recién nacido reacciona al régimen de temperatura, con el sobreenfriamiento del infante se vuelve lento y lento. Estos son síntomas que son causados ​​por razones puramente fisiológicas. No pueden considerarse como una amenaza para la vida del bebé, ya que se eliminan fácilmente.
    • Los síntomas de leucocitosis patológica en recién nacidos son a menudo típicos del cuadro clínico de la enfermedad, que puede ser provocado por un cambio en la fórmula de leucocitos. Se observan condiciones similares en los recién nacidos en el caso de su nacimiento prematuro, o si la madre del niño ya tenía una enfermedad infecciosa durante el embarazo. Infecciones que afectan el tracto gastrointestinal del bebé, se manifiestan en forma de diarrea, aumento de gases, cólicos. El daño al tejido séptico u órgano se acompaña de fiebre. Las enfermedades virales también se manifiestan clínicamente en signos característicos: la temperatura aumenta, las descargas mucosas de los ojos y la nariz aparecen, y las erupciones cutáneas son visibles. Tales casos para el recién nacido se consideran peligrosos, y los médicos toman todas las medidas para estabilizar el estado del bebé. El tratamiento oportuno y competente elimina la causa raíz de la leucocitosis patológica, respectivamente, el leucograma también alcanza valores normales. En los recién nacidos, esto ocurre dentro de los 3-5 días, si el análisis de sangre no mejora, el médico busca una causa más grave del cambio de leucocitos. La tarea principal al mismo tiempo es eliminar la causa de un bebé que amenaza la vida, ya que esta patología puede ser la leucemia congénita aguda.

Primeras señales

Los primeros signos de leucocitosis en los recién nacidos suelen ser invisibles. Si el bebé nació sin síntomas obvios de la enfermedad, ninguna patología, se toma un análisis de sangre como un procedimiento profiláctico estándar. Recuerde que la leucocitosis no se considera un indicador potencialmente mortal, una enfermedad o un diagnóstico, es un signo de todo tipo de desviaciones en el funcionamiento de los sistemas y órganos humanos. Por lo tanto, los primeros signos que molestan a un niño y que son notados por la madre u obstetra de un niño pueden atribuirse a una enfermedad que ya se está desarrollando de una forma u otra. El número de células leucocitarias se puede aumentar por varias razones. Los más comunes son los siguientes:

  • Actividad física del recién nacido, hiperactividad, que causa tensión muscular y, como consecuencia, cambios en el leucograma.
  • Comidas excesivas o deficiencias nutricionales. El cuerpo del bebé puede responder en primer lugar de manera protectora: un aumento de los leucocitos en la sangre.
  • Cambio brusco de la temperatura. Los recién nacidos son muy sensibles a este factor, la reacción al frío o al sobrecalentamiento puede resultar en un cambio en el número de leucocitos.
  • El llanto prolongado, que a su vez es a menudo causado por las razones anteriores. Cuando grita, el bebé se tensa, la activación del tejido muscular conduce a un cambio en la tasa de leucocitos en la sangre.
  • Reacción a las primeras vacunas, que se realizan dentro de los 3-7 días posteriores al nacimiento.

Se debe tener en cuenta que el nivel de células sanguíneas incoloras también debe controlarse en el niño mayor. Esto ayuda a identificar enfermedades y patologías graves de manera oportuna. El ROBLE (recuento sanguíneo completo) es un procedimiento bastante simple que le permite determinar varios procesos inflamatorios e infecciosos en la etapa de formación y, lo más importante, las enfermedades de la sangre.

¿Qué debería atraer la atención de los padres preocupados, cuáles podrían ser los primeros signos de leucocitosis?

  • El niño se vuelve letárgico, a menudo se cansa sin una razón objetiva.
  • El bebé puede tener moretones que no son causados ​​por moretones, caídas.
  • El apetito disminuye, el bebé se niega incluso a sus platos favoritos.
  • Disminuye gradualmente el peso corporal (o no se gana de acuerdo con la edad y la altura).
  • El bebé suda excesivamente incluso en ausencia de actividad física.
  • Puede haber quejas de dolor de cabeza, malestar en el abdomen.

Los primeros signos de este tipo no son motivo de pánico, pero se les debe prestar atención y consultar a un médico (pediatra u obstetra si el niño tiene menos de un año y medio).

Las etapas de la leucocitosis en los recién nacidos, en general, no son fijas. Puede hablar sobre los diversos mecanismos que provocan un cambio de leucocitos en el análisis de sangre, así como las peculiaridades de los factores que afectan el nivel de elevación de los leucocitos.

Recuerde que la leucocitosis es una desviación del número de glóbulos blancos de una norma de edad fija.

Los mecanismos para cambiar el leucograma pueden ser los siguientes:

  1. Procesos patológicos graves, incluidas las enfermedades oncológicas. Panmelosis (panmielosis): proliferación de elementos blásticos de la médula ósea, proliferación, que incluye un aumento de los leucocitos en la sangre.
  2. Hiperactiva, acelerada formación de leucocitos debido a procesos inflamatorios, cuando todos los órganos y sistemas, incluida la pituitaria-podchechnikovaya, están trabajando intensamente.
  3. En los accidentes vasculares, todos los órganos y tejidos (depósitos de sangre), que son capaces de acumular y liberar leucocitos, funcionan en un modo más intensivo, compensando un estado negativo en las enfermedades cardiovasculares. En los bebés, puede ser un defecto cardíaco congénito.

Etapas de la leucocitosis más correctamente y correctamente descritas como especies. Son los siguientes:

  • Leucocitosis transitoria a corto plazo, que en los recién nacidos suele ser provocada por el estrés emocional o un cambio en la temperatura. El índice de leucocitos regresa rápidamente a la normalidad con la restauración del estado psicoemocional y el retorno a una temperatura ambiente agradable. Además, un cambio a corto plazo de un leucograma puede ser causado por una enfermedad infecciosa en forma aguda, inflamación purulenta, sepsis. Tan pronto como la enfermedad se detiene, se transfiere a la etapa de recuperación, el nivel de glóbulos blancos comienza a esforzarse por alcanzar valores normales.
  • Los factores fisiológicos de la leucocitosis son causas nutricionales, miogénicas (sobrefrenas físicas). Esta especie también puede atribuirse con seguridad a la leucocitosis transitoria.
  • La variante eosinofílica del aumento de leucocitos es provocada con mayor frecuencia por una reacción alérgica agresiva a los medicamentos o a la vacunación. El recién nacido se vacuna contra la hepatitis sérica en las primeras horas después del nacimiento, y la vacunación contra la tuberculosis (BCG) se administra un poco más tarde. El primer organismo del bebé puede tolerar las primeras vacunas con algunas complicaciones transitorias, que se manifiestan en un aumento de los niveles de eosinófilos.
  • El cambio de la fórmula de leucocitos a un aumento de los neutrófilos puede indicar un proceso inflamatorio o enfermedades hematológicas más graves.
  • Las enfermedades infecciosas agudas en un niño pueden desencadenar una leucocitosis linfocítica.
  • El cambio basófilo en el leucograma del bebé se puede desencadenar por una reacción alérgica, la falta de microlementos (en la mayoría de los casos, hierro) y, muy raramente, enfermedades de la sangre.
  • Los monocitos en los recién nacidos realizan un tipo de función de "limpieza" de sustancias patógenas, que el bebé no debería tener. Monocitosis: un aumento en el nivel de MON en un bebé suele ser relativo, es decir, temporal. La monocitosis absoluta ya es un signo de fagocitosis intensiva, una señal de protección activa y el deseo de eliminar el patógeno infeccioso. Cabe señalar que la leucocitosis en los recién nacidos en esta realización es muy rara.

Los tipos de leucocitosis en recién nacidos están bien estudiados. Antes de continuar con su descripción, considere las funciones principales de los leucocitos y las variedades de las células sanguíneas incoloras.

La tarea principal de los leucocitos es proteger y reaccionar instantáneamente a todo lo que sucede en el cuerpo humano, esto es especialmente importante para los órganos y sistemas del bebé recién nacido.

A pesar de la diversidad de cuerpos incoloros, su "trabajo" está muy organizado. Cada especie se apresura precisamente a la ubicación de la lesión, identifica rápidamente los elementos necesarios o extraños, detiene y muestra sustancias nocivas. Si se producen cambios perturbadores en el cuerpo, el nivel de glóbulos blancos aumenta, con mayor frecuencia en el torrente sanguíneo periférico, que en realidad se denomina leucocitosis.

Los tipos de glóbulos blancos están sujetos a una jerarquía peculiar, algunos de ellos son más dominantes, otros desempeñan el papel de "intérpretes".

Las tareas que los leucocitos resuelven en el cuerpo humano son las siguientes:

  • Participa directamente en todas las funciones protectoras, en la formación del sistema inmunológico a nivel humoral y celular.
  • Función metabólica. Penetración en el tracto gastrointestinal (tracto gastrointestinal), participación en el transporte de nutrientes esenciales al torrente sanguíneo. Esto es muy importante para los bebés que reciben leche materna. De esta forma, el recién nacido recibe inmunoglobulinas protectoras.
  • Los leucocitos llevan a cabo la lisis (disolución) de los elementos destruidos, participan en una histólisis de las telas dañadas.
  • Algunos tipos de leucocitos realizan la tarea morfogenética, ayudando a los órganos y sistemas a formarse en la etapa de desarrollo embrionario.

Brevemente sobre los tipos de glóbulos blancos:

  1. Glóbulos blancos - El nombre común de los leucocitos (WBC).
  2. NEU: los principales defensores del cuerpo contra las infecciones bacterianas: los neutrófilos.
  3. MON (MO) - monocitos.
  4. EOS o eosinófilos.
  5. LYM: las células principales que "luchan" con una infección viral o bacteriana, los linfocitos.
  6. BAS - linfocitos jóvenes, inmaduros o basófilos.

De acuerdo con las funciones de las subespecies de leucocitos, un mayor número de glóbulos blancos como signo de diagnóstico también se divide en los siguientes tipos:

  1. Fisiológico o redistributivo. El mayor número de glóbulos blancos se distribuye de manera organizada a través del sistema vascular entre los órganos.
  2. Reactivo (absoluto) indica un cambio grave en la leucopoyesis, es decir, se considera un signo de una reacción activa a la patología de una etiología infecciosa, inflamatoria, alérgica.

Por lo tanto, los tipos de leucocitosis pueden considerarse signos transitorios de un proceso fisiológico normal o indicar la presencia de una enfermedad.

La leucocitosis en recién nacidos durante los primeros 2-3 días después del nacimiento en la mayoría de los casos no es un síntoma amenazante y se registra como temporal, fisiológica. En el tipo redistributivo, no hay un cambio significativo en el leucograma, el número total de glóbulos blancos no excede la norma, solo cambia el nivel de ciertos tipos de leucocitos. El tipo absoluto de leucocitosis también es un fenómeno frecuente en el análisis de sangre de bebés recién nacidos, esto se debe a las siguientes razones:

  • Reacción a las dos primeras vacunaciones.
  • Hipotermia
  • Factor de la comida.
  • Tensión muscular al gritar.
  • En raras ocasiones, como una reacción a una patología congénita, o una enfermedad de etiología viral, infecciosa, adquirida en las primeras horas después del nacimiento.

En los adultos, la leucocitosis relativa rara vez se determina de manera planificada, más a menudo, al azar. Por lo general, se asocia con un esfuerzo excesivo, que incluye un cambio emocional, absoluto y sintomático del índice de leucocitos que ya se ha registrado como una señal de alarma e indica la presencia de signos clínicos primarios de la enfermedad. Tal condición requiere una apelación a un médico, el nombramiento de medidas de diagnóstico integrales y el tratamiento adecuado.

Complicaciones y consecuencias.

Las consecuencias y complicaciones de la leucocitosis pueden estar relacionadas con la causa principal del aumento de glóbulos blancos, es decir, con el factor etiológico. En el 85-90%, los efectos y las complicaciones de la leucocitosis en los recién nacidos no son fijos. Debe recordarse que un aumento en el nivel de un tipo particular de glóbulo blanco no es un diagnóstico, no es una enfermedad, sino un signo.

Si el leucograma infantil no muestra la norma en la dinámica, entonces el médico prescribe un examen adicional para averiguar la causa exacta del cambio en la fórmula de leucocitos, identificar oportunamente y aclarar la enfermedad. Las consecuencias de la patología diagnosticada dependen de la forma, el curso del proceso y del tratamiento prescrito.

Una de las complicaciones más graves puede considerarse las consecuencias de un proceso inflamatorio, séptico, infeccioso, pérdida masiva de sangre o patologías asociadas con la infección intrauterina. Además, las consecuencias negativas son enfermedades de la sangre, síndrome hemolítico, leucemia (en los recién nacidos, estos casos se registran extremadamente raramente), leucemia, cardiopatía congénita, isquemia cerebral, hidrocefalia.

La lista de complicaciones y consecuencias de la leucocitosis asociada con procesos patológicos graves:

  • Enfermedades vasculares isquémicas: dolor de cabeza frecuente, falta de sueño, retraso mental, físico y cognitivo del desarrollo.
  • Hidrocefalia: retraso en el desarrollo de las capacidades mentales, mialgia, retraso en el desarrollo psicomotor, discapacidad.
  • Defecto de una de las válvulas cardíacas (CHD): etiología bacteriana endocarditis, infecciones virales respiratorias agudas frecuentes, infecciones respiratorias agudas, neumonía, falta de aliento, retraso en el desarrollo físico.

Diagnóstico de leucocitosis en el recién nacido.

El diagnóstico de leucocitosis en recién nacidos puede ocurrir el primer día de su nacimiento. La toma de muestras primarias de sangre ocurre inmediatamente después del nacimiento durante el día. Se produce para determinar la capacidad del niño para adaptarse y eliminar las patologías serias obtenidas en el útero. La sangre se extrae del cordón umbilical, el material analítico se revisa para detectar la presencia o ausencia de diversas infecciones: hepatitis, enfermedades venéreas, que podrían pasar al cuerpo del bebé de una madre infectada. El análisis repetido, la llamada prueba del talón, se prescribe en el tercer o cuarto día, con la intención de excluir patologías genéticas. El examen neonatal, OAK (análisis clínico general de sangre) de un recién nacido se muestra a todos sin excepción, la sangre se extrae del talón del bebé. El diagnóstico de leucocitosis en los recién nacidos puede retrasarse y posponerse en el séptimo día de los bebés con un déficit de peso o en el caso de un parto prematuro (bebés prematuros).

La estructura de la sangre del recién nacido es específica y difiere de los análisis de los niños mayores (desde el año en adelante). Incluso el porcentaje de sangre y peso corporal es incomparable con el de los adultos. Tan pronto como nace un niño, la cantidad de su sangre es de aproximadamente el 14% en peso, luego este número disminuye al 11%, más tarde al 7-6%. Todos los sistemas y órganos de un niño entran en un período de difícil adaptación y se están desarrollando activamente, la sangre no se detiene, es una sustancia en movimiento. Esto provoca un cambio en los recuentos sanguíneos y se tiene en cuenta en el sentido diagnóstico. Los más activos se forman y se someten a cambios en las células sanguíneas que se incluyen en la lista de tipos de leucocitos. El análisis y el diagnóstico de la leucocitosis en los recién nacidos es necesario para identificar o excluir enfermedades que amenazan la vida. El marco de la norma en los bebés es bastante amplio, con el tiempo y el crecimiento del niño se reducen. La leucocitosis en los recién nacidos a menudo no se considera una desviación de los límites normales y se fija como fisiológica. Inmediatamente después del nacimiento, el nivel de 10–33 × 10 9 / l se puede determinar en el bebé, con neutrófilos (hasta 75-80%) prevaleciendo en la sangre como células segmentadas, que ayudan a que se forme el sistema inmunológico. El leucograma posterior puede mostrar los números 6-7 × 109 / l.

La proporción aproximada de los tipos de leucocitos en la sangre de un recién nacido:

  • El grupo más grande son los neutrófilos, hasta el 80%.
  • Linfocitos - hasta 25%
  • Monocitos - hasta un 10%
  • Eosinófilos - hasta 3-4%

Tenga en cuenta que en el primer día de nacimiento, los linfocitos se activan en el bebé, lo que suprime el número de neutrófilos, pero más tarde, alrededor del cuarto día, la fórmula de leucocitos cambia, el nivel de células protectoras incoloras se iguala. En el diccionario de diagnóstico, este fenómeno se define como una cruz.
Aquí hay otra lista de indicadores de la edad de los leucocitos en el torrente sanguíneo de una persona:

  • Recién nacidos - 10-27 - 33 × 10 9 / l.
  • Desde el nacimiento hasta 1 mes: 7-8-13 × 10 9 / l.
  • De 1 a 3 años - 6.0 - 17.0 × 10 9 / l (según otras fuentes de normas - 5-12 × 10 9 / l).
  • De 3 años a 6 años - 5-10 × 10 9 / l.
  • Niños en edad escolar menores de 16 años - 5-9 × 10 9 / l.
  • Adultos - 4-9 × 10 9 / l.

El diagnóstico de la leucocitosis en recién nacidos se lleva a cabo de acuerdo con el plan, como parte del programa para la extracción de sangre con fines profilácticos. La decodificación e interpretación de los indicadores es una prerrogativa del médico, la mayoría de las veces, la leucocitosis en bebés se define como la norma fisiológica.

Las pruebas, que se muestran a los bebés recién nacidos, son, de hecho, un examen obligatorio de su salud, una parte integral del examen estándar, medidas de diagnóstico preventivas para la detección o exclusión oportuna de todas las enfermedades posibles. Con el diagnóstico precoz, casi todas las enfermedades pueden tratarse con éxito y el riesgo de complicaciones se minimiza.

Первый анализ получают буквально сразу полс родов, когда производят забор материала из пуповины для уточнения группы крови новорожденного. El análisis tomado del pie del bebé (talón) se realiza en el tercer o cuarto día de estadía en el hospital de maternidad para excluir patologías hereditarias (diagnóstico neonatal). El material sanguíneo tomado del talón también puede mostrar cambios en la salud del bebé, nivel de hemoglobina, ESR (proporción de fracciones de proteínas o tasa de sedimentación del eritrocito), distribución de glóbulos blancos, incluida la leucocitosis.

Como norma, tales medidas de diagnóstico ayudan a rastrear y neutralizar varias enfermedades inflamatorias, infecciosas, enfermedades de etiología bacteriana en el tiempo, para ver con qué éxito el cuerpo del bebé se adapta a las nuevas condiciones de vida fuera del útero. Además, el análisis de sangre de un recién nacido muestra cómo el bebé puede tolerar los primeros protocolos de vacunación prescritos por los protocolos (BCG, contra la hepatitis B). Al volver a realizar la prueba, el muestreo capilar determina la respuesta del cuerpo a la cepa de inóculo debilitada introducida. El análisis se realiza con el estómago vacío, ya que alimentar al bebé puede distorsionar el cuadro clínico y la leucocitosis revelada se asociará con el factor nutricional. Se indica un examen de diagnóstico adicional si está indicado, en casos de sospecha de patología grave o cuando la leucocitosis se refiere al tipo reactivo. Un análisis de orina, rayos X, bioquímica sanguínea, un examen de ultrasonido de los órganos se agregan a la lista de eventos, extremadamente rara vez una biopsia, punción del material de la médula ósea.

Por lo general, el nuevo análisis revela resultados dentro del rango normal, los recuentos de leucocitos en un bebé vuelven rápidamente a los estándares indicados, y una madre feliz puede ser dada de alta de 5 a 6 días después del nacimiento. Toda la información que se determinó en el análisis del bebé se registra en la epicrisis y se ingresa en la tarjeta médica personal del bebé.

Diagnostico instrumental

El diagnóstico instrumental implica la determinación de la norma o la patología con la ayuda de un equipo especial, la leucocitosis se detecta de otra manera: toma de muestras de sangre. En el contexto de este artículo, cuando consideramos un aumento en el nivel de leucocitos en los recién nacidos, la sangre se extrae en un escarificador desechable estéril, con mayor frecuencia de la pierna y el pie del bebé. Los diagnósticos de hardware se pueden asignar como un suplemento cuando el OAA primario (prueba clínica general de sangre) mostró desviaciones significativas y persistentes de los límites normales.

Es un poco más detallado que revela OAK y que pueden revelar los diagnósticos instrumentales.

  1. Es necesario realizar un examen de sangre (o prueba del talón) neonatal para determinar enfermedades genéticas, anomalías congénitas: hiperplasia de la corteza suprarrenal, hipotiroidismo, fenilcetonuria, alteración del páncreas, hígado, fibrosis quística y otros.
  2. Muestreo de sangre del cordón umbilical para descubrir la fórmula de leucocitos para identificar o eliminar la hepatitis B, enfermedades venéreas que la madre podría transmitir al niño en el útero.
  3. Diagnóstico instrumental en forma de IRM (imágenes de resonancia magnética) con el fin de examinar más a los bebés con lesiones sufridas al nacer, con sospecha de enfermedades del sistema nervioso central, malformaciones y desarrollo del cerebro, hidrocefalia, enfermedad pulmonar, cavidad abdominal, sistema óseo.
  4. La ecocardiografía como método de diagnóstico instrumental está indicada para una sospecha de mal funcionamiento cardíaco, la cardiopatía coronaria es una enfermedad cardíaca congénita.
  5. Ecografía de los órganos abdominales, si hay signos de deformación o desarrollo insuficiente de los órganos vitales correspondientes.

En la mayoría de los casos, no se utiliza el diagnóstico instrumental en el diagnóstico de la salud del bebé. Para un examen profiláctico completo de un recién nacido a un médico, un simple examen visual es suficiente, comparando los datos anatómicos y fisiológicos con las normas de edad, un análisis clínico general de sangre y monitoreando el desarrollo de un niño a lo largo del tiempo.

Diagnostico diferencial

El diagnóstico diferencial de la leucocitosis ayuda a aclarar la causa raíz de los cambios en el leucograma. Un análisis de sangre no se considera una referencia directa a un diagnóstico, al igual que un aumento en el recuento de leucocitos no puede considerarse un síntoma específico de una enfermedad. Esto es especialmente importante en el diagnóstico diferencial de la salud de los recién nacidos, en los que la fórmula, la composición de la sangre puede cambiar literalmente cada minuto. Los órganos y sistemas del bebé después del parto pasan por una etapa de difícil adaptación y funcionan en un modo inusual, que no puede afectar los índices de sangre.

La diferenciación de la información analítica requiere especificación, comparación del número de especies de leucocitos (neutrófilos, monocitos, linfocitos, basófilos, eosinófilos), anamnesis y otra información sobre el bebé. La experiencia práctica del obstetra, su capacidad para ver el cuadro clínico general y para identificar los principales parámetros que pueden amenazar la salud del niño también juega un papel importante en el diagnóstico diferencial.

Recordemos los conceptos básicos básicos de leucocitos y leucocitosis.

La leucocitosis se suele denominar activación de la leucopoyesis (el proceso de formación de la sangre), cuando los indicadores de ciertas subespecies de glóbulos blancos se desvían de las normas especificadas. Existe una distinción condicional que indica el límite entre trastornos y patologías fisiológicamente explotables: leucocitosis e hiperleucocitosis.

  • Hiperleucocitosis. La hiperplasticidad de los leucocitos en un adulto es de 40,000 a 50,000 en 1 mm 3
  • Leucocitosis. En los tipos fisiológicos de cambios en los leucogramas en adultos, el nivel de leucocitos puede ser de 8000 a 9000 en 1 mm 3

El diagnóstico diferencial de la leucocitosis en los recién nacidos se debe a la diferencia en el funcionamiento de las especies de leucocitos. Por ejemplo, es probable que los linfocitos elevados indiquen la presencia de un virus en el cuerpo, y un aumento en el nivel de neutrófilos indica la introducción de bacterias, la leucocitosis reactiva en forma de un gran número de leucocitos es una enfermedad de naturaleza infecciosa. Sin embargo, en el caso de un recién nacido, esta información requiere una aclaración, especificación, teniendo en cuenta la especificidad de las normas de la sangre de los bebés.

Consideremos con más detalle los signos más típicos, los indicadores de leucograma, que pueden corresponder a ciertas enfermedades:

  1. Los linfocitos elevados, cuyo nivel excede significativamente la norma en combinación con una disminución en la protección neutrofílica, pueden indicar una enfermedad viral aguda. Al mismo tiempo, el número de monocitos permanece prácticamente sin cambios. Además, tales indicadores, que no cambian en la dinámica, son una de las señales de una infección parasitaria intracelular (por ejemplo, micoplasmosis).
  2. El deseo por el límite superior de las normas desde el lado de los monocitos y LYM (linfocitos), hasta el más bajo del lado de los neutrófilos puede ser un signo de un proceso prolongado crónico o IUI (infecciones intrauterinas).
  3. Un exceso significativo de los límites del nivel normal de neutrófilos y monocitos y la inhibición simultánea de los linfocitos es un signo de un proceso bacteriano purulento, especialmente si tales indicadores se combinan con la liberación de moco de la nariz, los ojos y la tos.
  4. El aumento de los recuentos de neutrófilos en un contexto de disminución de la actividad de los linfocitos, pero no esforzándose por alcanzar límites extremos, puede indicar una infección crónica de una etiología bacteriana (por ejemplo, una enfermedad bacteriana local de los senos paranasales).

En cualquier caso, el diagnóstico diferencial de leucocitosis en recién nacidos requiere un enfoque integrado. Además del análisis que determina los indicadores de la estructura de la sangre, el médico puede prescribir el examen de un niño con especialistas limitados, diagnósticos instrumentales adicionales (ultrasonido, tomografía, radiografías), análisis de sangre bioquímicos, frotis para detectar la microflora bacteriana.

Tratamiento de la leucocitosis en el recién nacido.

El tratamiento de la leucocitosis en recién nacidos no se realiza debido a que el exceso de la norma de los indicadores de leucocitos no es una enfermedad independiente.

El tratamiento de leucocitosis es más probable que sea un tratamiento de causa que provoque un cambio en el leucograma. Las citas terapéuticas están directamente relacionadas con el tipo de patología, la enfermedad y su etiología, depende de la condición del niño en el momento del nacimiento y la identificación del proceso patológico y otros factores.

Los procesos inflamatorios en diferentes formas y etapas se tratan con medicamentos específicos que no tienen efectos secundarios, las infecciones son detenidas por un grupo de la última generación de antibióticos, la leucocitosis fisiológica transitoria en principio no es tratable y no requiere ningún procedimiento médico.

Un poco más sobre el tratamiento de la leucocitosis en recién nacidos, dependiendo del tipo y condición identificada, la enfermedad:

  • El cambio relativo en el leucograma, el tipo fisiológico de leucocitosis es un fenómeno normal, que se neutraliza con la desaparición del factor provocador. Por ejemplo, leucocitosis miogénica, cuando un bebé grita durante mucho tiempo. Tan pronto como el bebé se calma, literalmente después de unas pocas horas, el nivel de glóbulos blancos alcanza valores normales. Se puede observar una reacción similar de la fórmula de la sangre en el factor alimentario que causa leucocitosis. La eliminación de problemas en la nutrición del recién nacido, la saturación de las sustancias necesarias del cuerpo del bebé conduce a la normalización del leucograma.
  • La visión reactiva de los cambios en la estructura de la sangre requiere un examen más detenido. Si el médico aún diagnostica alguna patología, se pueden prescribir al recién nacido tales grupos de medicamentos:
    • antibióticos
    • medicamentos antivirales,
    • Medicamentos antiinflamatorios esteroides y no esteroides,
    • Grupo de medicamentos antihistamínicos.

En situaciones más serias donde existe una amenaza para la salud y la vida del bebé, se pueden prescribir citostáticos (quimioterapia), leucoforesis, plasmaforesis y otros procedimientos asociados con enfermedades de la sangre y órganos formadores de sangre.

Los medicamentos que pueden prescribirse para reducir el nivel de glóbulos blancos se seleccionan según la enfermedad identificada, los parámetros psicométricos del bebé y la gravedad de su estado de salud. Debe recordarse que el sistema inmunológico del recién nacido solo se está formando y aún no puede funcionar como una protección completa, incluso contra la intoxicación por drogas. Por lo tanto, los medicamentos para bebés se seleccionan con mucho cuidado y solo en los casos en que el médico tiene la opción de brindar la oportunidad de desarrollar y trabajar con inmunidad, o de preservar la salud y la vida en general.

También debe recordarse que casi todo el grupo de antibióticos es capaz de inhibir un vínculo específico de la inmunidad y suprimir la resistencia no específica (resistencia) a los patógenos infecciosos. Esta información es especialmente importante en el tratamiento de los recién nacidos, ya que su sistema de protección es imperfecto y tiene un bajo nivel de resistencia.

Considere algunos tipos de medicamentos, indicaciones para su propósito, dosis y posibles consecuencias de su admisión.

  1. Antibióticos que se prescriben para la leucocitosis asociada con el proceso inflamatorio. Según las estadísticas, son las patologías purulentas e inflamatorias las que provocan una leucocitosis reactiva y prolongada; estas enfermedades se diagnostican con mayor frecuencia en los bebés prematuros. Dichos bebés tienen vínculos celulares y humorales no desarrollados del sistema inmunológico, y se reducen las funciones de protección. Como regla general, en el 80% de las infecciones pequeñas se detectan: una erupción en forma de pústulas, otitis media, neumonía, pénfigo y meningoencefalitis se diagnostican con mucha menos frecuencia.

Características de los medicamentos que pueden usarse en el tratamiento de la inflamación y las infecciones en los recién nacidos:

  • El grupo de penicilina se prescribe muy raramente, los medicamentos de esta categoría se consideran obsoletos y tienen muchos efectos secundarios, especialmente para un bebé recién nacido. Las benzopenicilinas solo se pueden usar como medida preventiva para presuntas infecciones congénitas por TORCH, infecciones mixtas de etiología desconocida, infecciones del tracto urinario o sífilis. Los bebés son predominantemente aminopenicilinas. La ampicilina como fármaco es eficaz para la infección estreptocócica, cuando se detecta una infección masiva estafilocócica. Sin embargo, el grupo de ampicilina puede fracasar debido a su capacidad para hidrolizarse con lactasa. El período de toma de ampicilina a los recién nacidos no debe exceder los 7 días, se prescribe en combinación con gentamicina. Los efectos secundarios pueden ser:
    • alergia
    • erupciones cutáneas locales,
    • eosinofilia
    • espasmos de las vías respiratorias
    • síndrome convulsivo
    • diarrea
    • hipercaliemia
  • Aminoglucósidos. Los medicamentos más comunes en este grupo son amikacina, neomicina, gentamicina. Los medicamentos tienen una amplia gama de efectos sobre agentes infecciosos extraños, especialmente efectivos contra estreptococos, enterobacterias, enterovirus, diagnóstico de pacientes. No trabajar en caso de detección de infecciones anaeróbicas. El efecto adverso de estos fármacos se expresa en la otitis, la intoxicación renal, la sobredosis está plagada de enfermedades del sistema nervioso central (sistema nervioso central). Lo más seguro en este sentido, la última generación de antibióticos: netromitsin.
  • Cefazolina del grupo cefalosporina. Este medicamento de la primera generación de cefalosporinas, neutraliza efectivamente los neumococos, los estreptococos del grupo A, algunos tipos de estafilococos, Klebsiella. Ciertos detalles específicos del nombramiento de cefalosporinas para recién nacidos debido a la capacidad de los fármacos para descomponerse bajo la influencia de la infección microbiana gramnegativa. La cefazolina puede estar indicada como el fármaco de elección en la forma esporádica de una infección bacteriana, en la pioderma.

Las cefalosporinas de segunda generación para recién nacidos están contraindicadas y no se recetan, a diferencia de la ceftriaxona, que ya pertenece a la tercera generación de esta categoría. Klaforan y la ceftriaxona son capaces de detener las cepas de estafilococo aureus, infecciones epidérmicas, meningococo. En la mayoría de los casos, este grupo de medicamentos se prescribe como un agregado al grupo de penicilina, 7 días después del tratamiento inicial como medida de estabilización. El método más efectivo de este tipo para identificar la inflamación infecciosa generalizada, la meningitis de etiología bacteriana. Dosificación: recién nacidos antes del día 14 de vida: una vez al día en una dosis que no exceda los 20-50 mg / kg del bebé. La duración del curso, por regla general, no supera los 7 días. Posibles reacciones adversas: erupción de naturaleza alérgica, fiebre, eritema polimórfico, diarrea, vómitos. Muy a menudo, el cuerpo del bebé reacciona a los antibióticos de una serie de este tipo por leucocitosis, que se considera un indicador normal de resistencia a la inmunidad.

  • Las enfermedades virales agudas en los recién nacidos se tratan con medicamentos del grupo interferón. Los medicamentos en esta categoría están disponibles en varias formas: velas, supositorios y suspensiones son más convenientes para los bebés. Los interferones tienen efectos antiproliferativos, estimulan el sistema inmunológico, detienen las infecciones virales. Viferon, Genferon están bien combinados e interactúan con medicamentos de otros grupos, casi sin efectos negativos en el cuerpo en forma de efectos secundarios.

Las vitaminas en el tratamiento de los recién nacidos casi no se usan, especialmente cuando se trata de leucocitosis. Si el bebé nace sin desviaciones visibles en el desarrollo, sin patologías y recibe leche materna, no necesita vitaminas adicionales. Recibe todos los complejos de vitaminas y micro-sustancias de la leche materna o fórmulas de leche artificial. Una excepción puede ser una deficiencia de colicalciferol (vitamina D), su deficiencia está llena de raquitismo, fragilidad y vulnerabilidad del sistema musculoesquelético del bebé. Además, el recién nacido puede sentir la necesidad de una cantidad adicional de vitamina K, esto sucede cuando se toman antibióticos o medicamentos esteroides. La dosis requerida para los recién nacidos es de 11 a 12 mcg, si la filoquinona (vitamina K) no es suficiente, el niño se enfrenta a hemorragias hemorrágicas. Las deficiencias de vitaminas pueden reponerse ya sea tomando alimentos suplementarios (mezclas secas) o utilizando una nutrición racional y equilibrada para la madre, que le brinda al bebé todas las cosas necesarias en forma de lactancia materna.

Vitaminas para un recién nacido que tiene leucocitosis:

  • Las vitaminas son necesarias para mantener un sistema inmune inmaduro. El médico suele recetar un fármaco multicomplejo que funciona para compensar la deficiencia de oligoelementos, un cierto grupo de vitaminas.
  • Las vitaminas se prescriben para la prevención de enfermedades, como el raquitismo.
  • Las vitaminas son necesarias para el recién nacido en los casos en que la leucocitosis es un signo de inflamación aguda, el bebé se ha sometido a un tratamiento integral y necesita terapia de apoyo, incluida la terapia con vitaminas.

Tenga en cuenta que en la naturaleza no hay vitaminas que puedan reducir o aumentar el nivel de leucocitos en la sangre de un bebé. Si el médico diagnostica avitaminosis en un recién nacido, es más probable que haya evidencia de deficiencia de vitaminas en la madre, incluso en la leche materna. En consecuencia, es necesario tomar preparados vitamínicos para una mujer en período de lactancia, una dosis específica, el régimen prescrito por el ginecólogo o pediatra que supervisa el desarrollo del recién nacido.

Tratamiento de fisioterapia

Физиотерапевтическое лечение новорожденных, у которых определен лейкоцитоз, обычно не назначается. Это объяснимо свойствами процедур, аппаратуры, которые не оказывают влияния на уровень лейкоцитов.

В педиатрии физиотерапия считается довольно популярным методом поддерживающей терапии. Tales procedimientos prácticamente no tienen efectos secundarios, son seguros y efectivos con su propósito adecuado. El impacto objetivo en los sistemas y órganos del bebé puede ser una buena recepción tónica que permita restaurar la salud del bebé después de la enfermedad.

Sin embargo, en la leucocitosis, la fisioterapia no se utiliza debido a tales contraindicaciones:

  • Alta temperatura corporal, que a menudo ocurre cuando los niveles de leucocitos aumentan como una reacción a la inflamación o una enfermedad infecciosa.
  • Las enfermedades cardiovasculares, un signo que también puede ser leucocitosis en los recién nacidos.
  • La presencia de infección en el cuerpo, incluida la bacteriana.
  • Sangrado, hemorragia, pérdida de sangre.
  • Sospecha de etiología genética de la enfermedad.
  • Proceso tumoral, oncopatología, enfermedades de la sangre y órganos formadores de sangre.
  • Sepsis, intoxicación, incluyendo medicación.
  • Calambres
  • Cualquier enfermedad con síntomas evidentes y en forma aguda.

La fisioterapia como un procedimiento de fortalecimiento general a menudo se prescribe a los bebés prematuros en la etapa de su adaptación, cuando el peso corporal ya está dentro del rango normal, el cuerpo busca recuperarse.

Reglas de los procedimientos de fisioterapia para recién nacidos:

  • Todos los procedimientos se programan por la mañana o dentro de la primera mitad del día.
  • La fisioterapia no se realiza antes de la alimentación, los procedimientos se muestran 1-2 horas después de una comida (en este caso, leche materna o fórmula).
  • El curso de fisioterapia para un bebé es generalmente de 5 a 7 procedimientos.

Las indicaciones para el tratamiento fisioterapéutico de los recién nacidos están determinadas por un obstetra, teniendo en cuenta la historia, los parámetros anatómicos y fisiológicos, el nivel de excitabilidad nerviosa, la presencia de posibles desviaciones de las normas, incluso en la fórmula de la sangre.

¿Qué se le puede asignar al bebé como fisioterapia?

  1. Administración local de fármacos en combinación con exposición a corriente eléctrica, o electroforesis. Este método le permite ajustar la dosis del medicamento, también es adecuado para la introducción de agentes que activan el flujo sanguíneo.
  2. Fisioterapia láser (radiación infrarroja). Los procedimientos tienen un efecto de curación de heridas, un efecto anti-edema y también contribuyen a la redistribución de la linfa en los tejidos. Con menos frecuencia, la terapia con láser para el recién nacido se muestra como un método antiinflamatorio adicional. Los tratamientos con láser funcionan muy bien como terapia de rehabilitación postoperatoria.
  3. La fisioterapia magnética se prescribe para procesos inflamatorios en el sistema respiratorio, órganos respiratorios, cuando se recupera después del tratamiento del tracto gastrointestinal.
  4. El masaje es el método más popular de fisioterapia en recién nacidos en pediatría. Los tratamientos de masaje regulares tratan bien casi todas las enfermedades asociadas con la estructura musculoesquelética. El masaje también es eficaz para detectar la excesiva excitabilidad nerviosa, en algunos casos, después del tratamiento de la neumonía (según las indicaciones).

Tratamiento popular

En principio, el tratamiento popular y el estado del recién nacido no deben considerarse juntos en una discusión seria. Especialmente, si estamos hablando de un bebé recién nacido, que tiene glóbulos blancos elevados. Los cambios en la composición de la sangre, en principio, no son una enfermedad que deba tratarse, incluidos los métodos tradicionales. Este es un criterio de diagnóstico, uno de muchos, que indica un factor fisiológico, temporal y una posible enfermedad.

Sin embargo, hay madres "curiosas" que continúan experimentando y aplicando todo tipo de tratamiento popular a su bebé. Por lo tanto, vale la pena recordar una vez más que tal leucocitosis, cómo se manifiesta, qué dice y si se puede eliminar con la ayuda de métodos y recetas populares.

Los glóbulos blancos elevados son principalmente un signo de las funciones protectoras del cuerpo, la respuesta a varios factores que son incómodos para el bebé.

La leucocitosis puede ser temporal, una que se considera fisiológicamente aceptable y patológica.

  • El tipo relativo de cambio en el nivel de leucocitos se asocia con el esfuerzo físico, el factor de temperatura, la ingesta de alimentos o, por el contrario, la falta de nutrición.
  • La leucocitosis reactiva puede indicar una enfermedad ya desarrollada o su aparición, todo depende de qué tipo de glóbulos blancos haya superado el rango normal.

Si la leucocitosis en los recién nacidos es causada por una infección, inflamación y otras enfermedades graves, el tratamiento de la causa raíz lo prescribe un médico. Esta regla para el tratamiento de los recién nacidos debe ser inquebrantable. Ni el consejo de amigos, conocidos, padres ni, especialmente, las recomendaciones de Internet, pueden considerarse aceptables como terapia para bebés.

El tratamiento popular solo se puede aplicar con el permiso del obstetra y, en la mayoría de los casos, puede ser una forma externa de usar la medicina herbal. Por ejemplo, bañarse en una decocción de hierbas, lociones, limpiar con una servilleta sumergida en una infusión de hierbas. El uso interno de los remedios a base de hierbas se limita a beber agua de eneldo con mayor flatulencia. Quizás esto es todo lo que puede usarse como un tratamiento popular para un bebé recién nacido. En cuanto a la leucocitosis, no puede eliminarse ni neutralizarse mediante la fitoterapia; además, el uso incontrolado de tales métodos puede dañar al bebé.

Los pacientes adultos cuyos leucocitos están elevados en un análisis de sangre pueden probar medios adicionales para la terapia de referencia, incluso de la categoría de "tratamiento popular".

  • Decocción de cola de caballo, que contiene silicio, sales de potasio, caroteno, elementos de bronceado, saponinas, vitamina C, flavonoides. 2 cucharadas de hierba seca vierta 400 ml de agua fría, insista en esta forma durante aproximadamente una hora, hierva notablemente durante 10 minutos. El líquido enfriado se toma en una cucharadita tres veces al día, el curso es de dos semanas.
  • Infusión de lima, tila. Las flores son ricas en flavonoides y aceites esenciales, también incluye caroteno, algunas vitaminas del grupo B, taninos, fitocidas, glucosa, antioxidantes. Las infusiones se preparan al igual que el té se elabora. Se vierte un puñado de tila en el recipiente, se vierte con agua hirviendo, se cubre y se mantiene el líquido cerrado durante unos 5 minutos. El té de limón colado se puede beber a voluntad, tanto como desee en dos semanas.
  • Puede ocurrir una disminución en los glóbulos blancos si bebe regularmente caldosas caderas y pasas. Esta combinación activa el sistema inmunológico, fortalece el sistema cardiovascular. Un puñado de pasas se vierten en un termo con una capacidad de 1, 5 litros, una cucharada de escaramujos secos, se vierte agua hirviendo, se tapa y se incuba durante 6 horas. Caldo de bebida en forma de calor 100 ml dos veces al día. El curso puede durar hasta 21 días.

La ayuda para hacer frente a los factores negativos que causan la leucocitosis en los recién nacidos puede eliminar las causas de la naturaleza fisiológica (régimen alimentario, buena nutrición, ambiente cómodo, calor) o tratamiento farmacológico. La lactancia materna también puede fortalecer las funciones protectoras de la inmunidad del niño. Contiene suficientes sustancias que contribuyen a la formación normal de los órganos, los tejidos y el tracto gastrointestinal, incluidos los componentes celulares y humorales del sistema inmunológico.

Medicina herbaria

El tratamiento a base de hierbas de un niño desde el nacimiento hasta los seis meses (hasta 1 año) a menudo no se utiliza. Una excepción puede ser el uso externo de decocciones de hierbas, infusiones (baños), compresas, con menos frecuencia, beber una decocción especial de semillas de hinojo con gasificación excesiva.

En caso de leucocitosis, el tratamiento a base de hierbas no se aplica, sin embargo, se debe tener en cuenta el efecto de la composición de la leche materna sobre las funciones protectoras del cuerpo del bebé. Es decir, una madre lactante puede intentar agregar remedios herbales a la dieta, si realmente mejora la calidad de la leche. En consecuencia, el tratamiento herbal de la madre puede afectar indirectamente la salud del recién nacido.

Las recetas que se incluyen en la categoría de "tratamiento a base de hierbas" deben estudiarse y probarse cuidadosamente, mejor en colaboración con su médico obstetra. No debemos olvidar que el mito de la seguridad de la medicina herbal es realmente un mito. Hay muchas plantas que pueden dañar el cuerpo, incluyendo bastante graves.

Considere varios métodos de fitoterapia, el uso de infusiones de hierbas, decocciones:

  • La madre del bebé puede probar un tratamiento con una decocción de las bayas y las hojas de los arándanos. Este método fortalece el sistema inmunológico, mejora la composición de la leche materna. Lingonberry es rica en nutrientes, vitaminas (vitamina C), tiene muchos componentes que tienen efectos antipiréticos. Hay oligoelementos que tonifican el sistema nervioso, mejoran la estructura de la sangre. El uso externo del caldo lingonberry ayuda como agente de curación de heridas. La decocción se prepara de la siguiente manera: se vierten 50 gramos de hojas secas o 1, 5 cucharadas de bayas con un vaso de agua hirviendo. La infusión se deja durante 30 minutos, luego se coloca en una cacerola en un baño de agua y se hierve nuevamente durante 20-25 minutos. Enfriado a temperatura ambiente significa que se toma antes de las comidas por una cucharadita - 2-3 veces al día durante 10-14 días. Una mujer de enfermería debe consultar a un pediatra y un ginecólogo antes de usar el caldo de arándano.
  • Brotes de abedul: un remedio natural único que ayuda en muchas condiciones patológicas, por supuesto, proporciona un uso competente y medido. Los riñones contienen compuestos esenciales, ácido betulínico, flavonoides, hierro, calcio, magnesio, caroteno, vitamina C, oligoelementos, saponinas. Una composición tan rica de los riñones les permite ser usados ​​como un tratamiento adicional en procesos inflamatorios, como un tónico general, como una receta para detener una infección bacteriana, como una fitopreparación anti-edema. Además, una decocción de brotes y hojas de abedul tiene un efecto positivo en el ritmo de la circulación sanguínea, está involucrada en la regulación de la sangre. ¿Cómo cocinar una decocción? Se vierte una cucharada de materias primas (preferiblemente compradas en una farmacia, probadas y envasadas en condiciones adecuadas) con 1, 5 tazas de agua hervida caliente. El líquido se hierve durante unos 20 minutos en el modo de "fuego lento". El medio filtrado se utiliza como bebida después de una comida (en 30-40 minutos), la dosis es una cucharada, por la mañana y por la noche, el curso es de 10 días. Luego hay un descanso de 2 semanas y el curso se puede repetir como un método general de fortalecimiento y profiláctico contra las enfermedades virales e infecciosas.
  • Una mezcla de flores secas de manzanilla y ortiga también es un medio muy eficaz para ayudar a fortalecer el cuerpo y hacer frente a varios tipos de procesos inflamatorios. Una cucharada de manzanilla y una cucharadita de ortiga seca triturada se colocan en un termo (1 litro), se vierte agua hirviendo y se infunde durante 1 hora. El té de manzanilla caliente se toma medio vaso dos veces al día, un curso de no más de 10 días, luego debe consultar a un médico y someterse a un examen de rutina. Tal prescripción no es un tipo de tratamiento independiente, solo complementa el curso básico de la terapia.

La madre lactante antes de tomar caldo, abedul, hojas y brotes debe consultar con un pediatra y su ginecólogo. Brotes de abedul: esta es una herramienta bastante fuerte, por lo que el nombramiento de la dosis, el modo de recibir la decocción aún debe confiarse al médico.

Homeopatía

Por un lado, la homeopatía se considera un método popular y seguro, por otro lado, todavía es un método de tratamiento tradicional poco estudiado y generalmente no aceptado. La homeopatía y la leucocitosis es una combinación que rara vez se observa en la práctica de los neonatólogos pediátricos. Quizás esto se explica por el hecho de que los medicamentos homeopáticos se recetan más a menudo a los niños mayores. En cuanto a los recién nacidos, se les da la oportunidad de hacer frente a los niveles elevados de glóbulos blancos por sí mismos, con la ayuda de un sistema inmunológico emergente.

Sin embargo, los médicos homeópatas afirman que sus formas de dosificación son eficaces para tratar muchas enfermedades, incluidas las enfermedades de los bebés recién nacidos.

La selección de la homeopatía para los bebés lactantes es un asunto serio, que requiere información detallada sobre el propio niño, así como sobre sus padres. El principio fundamental para un homeópata es la regla tradicional: la dosis mínima y el efecto más rápido posible. Un médico experimentado seguramente le preguntará a la madre y al padre sobre su estado de salud, luego sobre todas las características del bebé, sobre sus parámetros anatómicos y fisiológicos. También es necesario un examen visual del recién nacido para especificar la elección del fármaco, la dosis y el curso del tratamiento.

¿Qué problemas del recién nacido puede resolver la homeopatía?

  • Corrección del proceso de adaptación después del nacimiento. La violación de las funciones de adaptación a menudo provoca leucocitosis en los recién nacidos. Un agente auxiliar en tales casos puede ser Etuza cyanatum. Método de aplicación: disuelva 3 granos en una cucharadita de agua hervida. Dar como una bebida durante 15-20 minutos antes de la alimentación prevista. La duración del curso puede ser de hasta 14 días.
  • Regulación del proceso digestivo. El medicamento antimonio Krudum ayuda a lidiar con la ingesta de aire no deseada durante la succión y los eructos. 2 granos se disuelven en leche materna o agua hervida (una cucharadita), déle al bebé a beber dos veces al día con un ciclo de 5 a 7 días hasta que se neutralice el síntoma.
  • La irritabilidad, el llanto y el estrés físico pueden provocar leucocitosis en un recién nacido. Para hacer frente a esta condición ayudará a Nux vomica. El medicamento es recetado solo por un médico, que determina la dosis: cuántas gotas y en qué modo puede darle al bebé. Como regla general, los médicos recomiendan usar el medicamento por vía sublingual, prescribiendo 1 gota tres veces al día a los recién nacidos antes de alimentarlos, en un período de 10 días. A continuación, compruebe los indicadores de salud, es posible y la entrega de un análisis de sangre de rutina. Si es necesario, reciba Nux vomica extendido por otra semana.

La homeopatía en el tratamiento de enfermedades que provocan leucocitosis es responsabilidad, conocimiento y experiencia práctica del obstetra. El uso independiente de medicamentos homeopáticos es inaceptable, así como el autotratamiento con otros medicamentos, especialmente cuando se trata de la salud de un bebé recién nacido.

Prevención

Prevención de la leucocitosis en los recién nacidos: son medidas que ayudan a la formación y el fortalecimiento del sistema inmunológico del bebé. También es importante la prevención del estado saludable de la madre, de lo que depende mucho, en primer lugar, de cuánto tiempo el bebé recibirá la leche materna que tanto necesita.

La reducción de la fórmula de leucocitos a lo normal es un proceso complejo, ya que la leucocitosis no se considera un diagnóstico, es solo uno de los indicadores de desviación de los límites del leucograma y un signo de una posible enfermedad. Por lo tanto, la prevención de la leucocitosis es la neutralización de los riesgos de diversas enfermedades en el bebé.

Aquí hay algunas recomendaciones para la prevención:

  • Una mujer embarazada debe someterse a chequeos regulares en un ginecólogo, y debe ser examinada a tiempo para determinar o descartar la presencia de IUI (infecciones intrauterinas)
  • La buena nutrición nutritiva y el estilo de vida de la futura madre también son un componente importante en la prevención de posibles enfermedades infantiles.
  • El rechazo de los malos hábitos debe ser obligatorio para una mujer embarazada. Fumar, tomar alcohol puede desempeñar un papel triste en la formación inadecuada y patológica de los órganos y sistemas del bebé.
  • El bebé recién nacido tiene pleno derecho a la lactancia materna. La leche materna es uno de los factores más importantes que afectan el crecimiento saludable de los órganos, los huesos y el tejido muscular y la formación de inmunidad.
  • El examen oportuno, los análisis de sangre ayudan a prevenir y reducir el riesgo de enfermedad en el recién nacido. Un leucograma que se desvíe de la norma puede ser un caso único cuando la leucocitosis se debe a un factor fisiológicamente aceptable. La leucocitosis patológica requiere pruebas repetidas y un diagnóstico más detallado. Estas medidas también se incluyen en el complejo para prevenir el desarrollo de la inflamación y la infección del cuerpo del niño.
  • Las vacunas obligatorias de rutina ayudan a su bebé a enfrentar la amenaza potencial de una enfermedad grave. Las vacunas contra la hepatitis, la poliomielitis, la tuberculosis y otras patologías deben ser la norma, y ​​no el deseo o tema de duda para una madre que cuida.

La prevención de la leucocitosis en los recién nacidos es una medida compleja que se refiere tanto al período de embarazo como al primer año de vida del bebé, cuando la amenaza de enfermedades es bastante alta y el cuerpo del bebé es muy vulnerable.

El pronóstico es favorable en el 85-90% de los casos. Es posible hablar de un resultado desfavorable en la identificación de un aumento del nivel de leucocitos en la sangre solo en el caso de una patología grave: un proceso tumoral, enfermedades de la sangre, órganos formadores de sangre, desviaciones hereditarias, infecciones por TORCH.

La leucocitosis fisiológica pasa muy rápidamente, el análisis de sangre vuelve a la normalidad tan pronto como el factor provocador desaparece. Un indicador más serio: un aumento reactivo en el nivel de glóbulos blancos tampoco se considera una razón de pleno derecho para un pronóstico desfavorable. El diagnóstico, la definición de una nosología específica, el tratamiento adecuado en conjunción con las funciones protectoras del sistema inmunológico del bebé nos permiten esperar un resultado y un pronóstico casi favorables al 100%.

Лейкоцитоз у новорожденных чаше всего является реакцией на изменения в функционировании органов и систем младенца. Как один из признаков, аналитических параметров, лейкоцитоз нуждается в дополнительной информации для уточнения диагноза или подтверждения допустимых физиологических возрастных отклонений. La leucocitosis no es una razón para que los padres entren en pánico, sino la información que necesita un médico para un manejo adecuado y competente, para monitorear la formación del cuerpo y la condición del niño.

Leucocitosis en recién nacidos a término y prematuros

Para una comprensión más concreta de lo que es la leucocitosis en los recién nacidos, es necesario decir algunas palabras acerca de la tasa de edad de las células blancas en el fluido corporal principal.

Para el período neonatal se caracteriza por el rango más amplio de su número en comparación con cualquier otra edad, y varía de 8.5 a 24.5 mil millones en 1 litro de sangre. A medida que crecen las migajas, esta propagación disminuye gradualmente y, finalmente, se establece en 4-9 mil millones (la norma para adultos).

Estos vastos límites de este indicador están relacionados con el hecho de que un niño se sumerge de un útero virtualmente estéril en un mundo en el que todo tipo de bacterias y otros microorganismos se acumulan. Tanto los bebés prematuros como los prematuros se adaptan a las nuevas condiciones de vida. La carga en el cuerpo durante este período es enorme. Y por lo tanto no tan sorprendentes y altos valores de la norma de los leucocitos.

La leucocitosis en los bebés prematuros inmediatamente después del nacimiento es mucho más baja que en los niños nacidos a término. Las fluctuaciones en el número de glóbulos blancos durante el primer año de vida en estos niños también se expresan débilmente.

La sangre blanca de los prematuros contiene muchos elementos jóvenes de la serie de leucocitos, pero casi no hay eosinófilos en ella. El número de monocitos también es menor y solo al final del año alcanza un valor normal.

Causas de alta leucocitosis en recién nacidos

Las razones que provocan una leucocitosis en los recién nacidos pueden ser tanto patológicas como fisiológicas. Por lo tanto, no genere pánico de inmediato, si de repente un niño muestra un aumento en el nivel de glóbulos blancos. Pero dejar que el asunto siga su curso no debería ser. Pero para escuchar al médico - lo que necesita. Aunque a menudo es difícil descubrir cuál fue exactamente el ímpetu para este estado, no es tan fácil incluso para un especialista.

El número de leucocitos puede aumentar como resultado de los cambios de temperatura, el sobrecalentamiento del cuerpo y el baño en un baño caliente. Su papel también está asignado a la calidad de la nutrición y la ingesta de ciertos medicamentos.

El desarrollo del estado descrito se ve afectado por arrebatos emocionales. Se observan saltos a corto plazo de leucocitos con experiencias, especialmente en niños, que son melancólicos o coléricos en el temperamento.

Muy a menudo, las causas asociadas con la inmunidad causan leucocitosis en un bebé recién nacido. Este último aún no está maduro en los bebés y solo se está formando: primero, los bebés reciben anticuerpos de la madre junto con la leche, pero con el tiempo el número de lactancia disminuye y el sistema inmunológico se debilita. Por lo tanto, en niños de menos de un año, el aumento de glóbulos blancos en la sangre es un fenómeno muy frecuente y en muchos casos se considera como la norma.

A partir de condiciones patológicas, diversos tipos de procesos infecciosos pueden conducir a la aparición de leucocitosis. En primer lugar, estas son enfermedades que causan partículas virales, como el SARS o la influenza, el sarampión o la rubéola, etc. Sin embargo, las enfermedades que son de naturaleza bacteriana y las enfermedades causadas por la flora fúngica también pueden conducir a la afección en cuestión.

La leucocitosis alta en la sangre de un recién nacido también es característica del daño alérgico al cuerpo. Hay que decir que la alergia se considera la causa más frecuente de un aumento en el número de leucocitos en la sangre de los bebés. La existencia de cualquier reacción alérgica está indicada por un aumento en el número de eosinófilos (una de las formas de las células blancas).

No te olvides de los procesos inflamatorios. Si se produce inflamación en algún órgano, también se pueden encontrar muchos glóbulos blancos en el análisis de sangre.

Además, inician el trabajo de los sistemas de defensa y, como resultado, cualquier daño a los huesos, tejidos y piel de la piel, incluido el daño térmico, conduce a un aumento en los componentes de la sangre blanca.

Las causas muy graves de leucocitosis en un recién nacido son las enfermedades oncológicas. Entre estos últimos, en primer lugar, es necesario distinguir leucemia y leucemia. Con el desarrollo de tales dolencias, los indicadores que caracterizan el contenido de los glóbulos blancos pueden superar la norma incluso más de 10 veces.

De lo que antecede, queda claro que hay muchos factores que contribuyen a la aparición de una afección patológica como la leucocitosis en la práctica médica. Solo un especialista experimentado puede entender qué es exactamente lo que está ocurriendo en un caso particular.

Consecuencias y tratamiento de la leucocitosis neonatal.

Los efectos de la leucocitosis en los recién nacidos generalmente se asocian con la causa raíz de su aparición. Las más formidables son las consecuencias de los procesos inflamatorios e infecciosos (especialmente los intrauterinos), la sepsis y también la pérdida abundante de sangre.

Como complicaciones, pueden aparecer enfermedades vasculares isquémicas, entre las cuales se encuentran frecuentes dolores de cabeza, trastornos del sueño y retrasos en el desarrollo.

La consecuencia de la patología que causó la leucocitosis puede ser la hidrocefalia, que produce mialgia, retraso mental y discapacidad.

El aumento fisiológico de los leucocitos en los niños no requiere ninguna terapia, porque Es una variante de la norma. Si por alguna razón se desarrolla leucocitosis patológica en los recién nacidos, el tratamiento es necesario en todos los casos.

Los métodos específicos para tratar esta condición siempre dependen del factor provocador. La terapia en general no está dirigida a eliminar la leucocitosis, sino a suprimir la afección patológica que llevó a la aparición de un cambio en la composición de la sangre en las migajas. Lo cual es bastante lógico, porque si la enfermedad principal es derrotada, entonces la fórmula de los leucocitos volverá a la normalidad.

Este hecho subraya la importancia del diagnóstico. Se realiza no solo mediante análisis de sangre, lo que sugiere la causa. Para aclarar, se asignan métodos adicionales, se estudia todo el conjunto de síntomas y se analiza la historia del desarrollo del niño.

La leucocitosis en el recién nacido se trata en muchos casos con agentes antibacterianos. Dichos medicamentos son adecuados para combatir el componente infeccioso que causó la condición en cuestión. Además, estas sustancias medicinales no permiten que se desarrolle la sepsis.

Para aliviar los efectos de la inflamación, se usan medicamentos antiinflamatorios (incluidos los esteroides) para disminuir los glóbulos blancos.

En casos relativamente raros, para un tratamiento efectivo, recurren a un procedimiento como la leucoféresis (extracción de leucocitos del torrente sanguíneo).

Que puedes hacer

Sólo un médico debe tratar con el tratamiento de un bebé. Cuando se requieren los primeros signos de la enfermedad por parte de los padres:

  • Muestre inmediatamente el bebé al pediatra local,
  • pasar las pruebas necesarias
  • Seguir estrictamente todas las recomendaciones de un especialista.
  • Limpieza diaria húmeda en la casa.
  • Regularmente airear y humidificar el aire,
  • La madre que amamanta se adhiere a los conceptos básicos de una alimentación saludable.
  • llevar un estilo de vida saludable
  • Observar las normas de higiene personal del bebé.
  • cambio oportuno de ropa de cama y artículos de higiene,
  • Tomar todas las medidas necesarias para fortalecer la inmunidad de las migajas.

¿Qué puede hacer un médico?

Un médico con leucocitosis en un recién nacido generalmente prescribe un tratamiento complejo, que incluye los siguientes puntos importantes:

  • Uso de antibióticos. Esto, por supuesto, es indeseable, pero el proceso inflamatorio no siempre es tratable sin terapia con antibióticos. Por lo tanto, el especialista toma una decisión basada en el estado del bebé y los resultados del examen.
  • tomar antihistamínicos para prevenir el desarrollo de reacciones alérgicas, incluidos los antibióticos,
  • Los enterosorbentes ayudan a limpiar el cuerpo del bebé de sustancias tóxicas, el uso de probióticos ayudará a normalizar el sistema digestivo y evitar los trastornos de la silla.
  • a altas temperaturas, es necesario mantener un régimen abundante de bebida para prevenir la deshidratación (deshidratación) del cuerpo del niño, en casos difíciles, la quimioterapia puede ser prescrita.

Pin
Send
Share
Send

Loading...